La casa de los sueños.

La casa de los sueños. Tomás Serrano

España POLÍTICA

Podemos entra en shock por el chalé de Iglesias y Montero: "Es munición para el enemigo"

En Podemos se respira un aire extraño estos días. Que Pablo Iglesias e Irene Montero se hayan comprado un chalé de 600.000 euros en la sierra madrileña ha provocado inquietud, nerviosismo y desasosiego en las filas del partido de los círculos. Es una suerte de estado de shock colectivo. Porque nadie esperaba este golpe. Los famosos chats de Telegram echan humo. Casi todos coinciden en que es un asunto personal y defienden las explicaciones dadas por el líder y la portavoz, pero también asumen que la crisis reputacional es grave y puede traerles problemas. "Esto es darle munición al enemigo", resumen fuentes del partido morado

Iglesias y Montero se compran un chalet de lujo en la sierra de Madrid

Parece que la paz sea imposible en Podemos. Tras la penúltima crisis interna, desatada en Madrid por rencillas entre Íñigo Errejón y Ramón Espinar y rematada por la posterior filtración de los planes golpistas de Carolina Bescansa, Podemos vivía en calma. Iglesias y los suyos estaban creciendo en las encuestas. Así lo indicaba el resultado del último CIS. Y hasta el último sondeo de Metroscopia situaba a Podemos en segunda posición. La formación había endurecido la posición en Cataluña denunciando el "racismo" del president Quim Torra y continuaba su estrategia de arremeter contra el bloque del 155 (PP, PSOE y, sobre todo, Ciudadanos). Todo en orden. 

Las críticas se multiplican 

Una vez más, el oasis ha mutado en un espejismo. Porque este miércoles surgía un detonante imprevisto, la adquisición del ya famoso chalé, que ha generado tanto el citado shock interno en Podemos como múltiples críticas fuera del partido. Dos días con "Pablo e Irene" como trending topic y no precisamente con muchos comentarios positivos. Los comentarios negativos al respecto se han multiplicado en los medios de comunicación, en las redes sociales y hasta en las plataformas de debate afines a Podemos. El tema ha pasado de lo personal a lo político y es ya un debate nacional. 

No es que la compra del chalé sea ilegítima o ilegal. Nada que se parezca a la corrupción o los tratos de favor. Es que, para muchos (fuera y dentro del partido), resulta incoherente con las palabras de Iglesias en el pasado. Sus críticas a Luis de Guindos por comprarse un ático de 600.000 euros en 2012, sus afirmaciones sobre su deseo de vivir en Vallecas aunque fuera presidente del Gobierno o sus alabanzas al expresidente uruguayo Pepe Mujica por vivir con humildad se han convertido en una pesadilla para Podemos.

Pablo Iglesias e Irene Montero en el Congreso de los Diputados.

Pablo Iglesias e Irene Montero en el Congreso de los Diputados. Gtres

La oposición no ha hecho demasiada sangre por ahora. Rafael Hernando, portavoz parlamentario del PP, denunciaba la "hipocresía" de Montero e Iglesias. La mayoría de políticos afirmaban que se trata de un asunto personal. Pero, eso sí, en Podemos se barruntan que los ataques llegarán en el futuro. Un filón para los rivales. Otro frente que se abre cuando nadie podía imaginarlo. 

Sus explicaciones: "Nuestros sueldos lo permiten"

En un principio, el partido morado apostó por el silencio para no agrandar el problema. Ni una sola palabra ni un solo tuit al respecto durante el primer día. Pero este jueves, a las 24 horas de estallar la crisis, Iglesias y Montero movían ficha.

Primero se explicaron mediante la publicación de un comunicado en Facebook donde ambos detallaban los pormenores de la compra y de la hipoteca de 540.000 euros que pagarán entre los dos; será durante 30 años en los que cada uno aportará algo más de 800 euros al mes. Y después la portavoz parlamentaria compareció en el Congreso y respondió a las preguntas sobre el asunto. Insistía en que "es una casa para vivir y no para especular".  

Irene Montero habla sobre su chalé Carmen Suárez

Otros portavoces también salían a la palestra. Errejón prefería no comentar "una decisión personal" porque "la política es cómo se gestiona el dinero de todos". Pablo Echenique defendía a sus compañeros afirmando que "ochocientos euros de hipoteca es algo habitual entre la gente que no lo pasa mal" y explicando que "van a formar una familia y han decidido endeudarse a treinta años". 

Más allá de las declaraciones públicas, el clima en Podemos se ha enrarecido sobremanera en las últimas horas. Aunque no haya afirmaciones críticas, ya está habiendo silencios significativos. Y entre bambalinas muchos aseguran que este caso siempre va a perseguir a Montero e Iglesias. Se repiten, siempre en privado, frases como "lo quieren dejar en un 'asunto doméstico' pero es mucho más", "es un error que vamos a pagar" o "esto es munición para el enemigo". 

Es de esperar que Podemos cierre filas en torno a su secretario general y su portavoz parlamentaria por la compra de famoso chalé. Los portavoces y hasta los propios interesados harán hincapié en que se trata de un tema personal y que no hay asomo de corrupción ni nada que se le parezca. La realidad es que se trata, en efecto, de una compra legal y con dinero ganado limpiamente. Pero la hemeroteca está siendo letal para Podemos.