El senador Pedro Agramunt en una imagen de archivo.

El senador Pedro Agramunt en una imagen de archivo. Efe

España

El Consejo de Europa sanciona a Agamunt y Xuclà y les impide ir a misiones exteriores

  • Los parlamentarios no podrán participar en misiones electorales ni presidir una comisión en la Asamblea.
  • El senador del PP, inhabilitado por 10 años, considera que se trata de un castigo de "tipo menor".

El senador valenciano del PP Pedro Agramunt y el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà han sido inhabilitados por el Consejo de Europa a participar en misiones electorales de observación de la Asamblea del Consejo de Europa y a presidir comisiones en el seno de la Asamblea de Estrasburgo. A se le inhabilita para los próximos diez años y a Xuclà dos.

En declaraciones a Europa Press, el senador considera que se trata de una sanción menor y defiende que las acusaciones de corrupción vertidas contra él han quedado desmontadas.

La decisión del Comité de Reglas, reunido este martes en París, tendrá que ser ratificada por la Asamblea y llega después de escuchar este martes las alegaciones de, entre otros, Agramunt y de Xuclà sobre las sospechas de corrupción arrojadas por una investigación interna del Consejo. Tras la publicación del informe, la Asamblea aprobó mayoritariamente en una resolución instar a ambos parlamentarios a dejar su escaño.

En un comunicado, el Comité de Reglas concluye que Agramunt y Xuclà "infringieron seriamente" el Código de Conducta y establece sanciones temporales en su labor en la Asamblea. Mientras el castigo al senador 'popular' se extiende diez años, en el caso del diputado de PDeCAT se establece en dos.

En este tiempo no podrán desempeñar las labores de observador electoral ni ser designado presidente o vicepresidente de una comisión o subcomisión de la Asamblea del Consejo de Europa. La sanción afecta también a aspectos institucionales, ya que se les priva de formar parte de delegaciones de la Asamblea y tampoco podrán realizar preguntas al Comité de Ministros del Consejo de Europa, órgano de decisión del Consejo formado por ministros de Exteriores de los países miembros.

Agramunt, "satisfecho"

Agramunt ha recibido con satisfacción esta decisión ya que considera que se trata de un castigo de "tipo menor". En declaraciones a Europa Press ha señalado que "cualquier" acusación de corrupción ha sido "desmontada" y prueba de ello es que la decisión de la Comisión de Reglamento ha desoído las peticiones de expulsión, ha añadido.

El senador popular apunta que podrá continuar en la Asamblea y ejerciendo su labor parlamentaria votando y tomando la palabra en el hemiciclo de Estrasburgo. Según Agramunt, el carácter de esta sanción pone de manifiesto que cualquier acusación de corrupción vertida contra su persona fue "falsa" y que su comparecencia ante el Comité de Reglas logró "desmontar" las sospechas suscitadas por el informe.

"La comisión no considera probada las acusaciones tras mi comparecencia. Ni los grupos de presión ni los 'lobbies', que me han sometido a un ataque personal, han logrado llevar adelante ninguna iniciativa de expulsión", ha defendido el senador valenciano, quien asegura que estos ataques responden a su esfuerzo por establecer un marco regulatorio sobre los 'lobbies'.

Igualmente, Agramunt ha asegurado que se reserva "cuantas acciones legales sean necesarias" para los que se "inventaron" una trama corrupta para dañar su persona.

Votación del Comité de Reglas

Fuentes cercanas a Agramunt señalan que la sanción del Comité de Reglas fue aprobada por un margen estrecho, pues pese a estar formada por 39 diputados de la Asamblea del Consejo de Europa solo 12 emitieron su voto, registrándose seis apoyos a la sanción, dos abstenciones y cuatro en contra.

De los votos a favor, tres fueron de representantes socialistas, uno del Partido Pirata de Islandia y dos de parlamentarios ucranianos del bloque del presidente Petro Poroshenko, que a juicio de estas fuentes, son críticos con Agramunt por ser favorable a dialogar con Moscú.

Los cuatro votos contrarios a sancionar a Agramunt fueron del espectro conservador y liberal, recalcan estas mismas fuentes, que indican que los sancionados pertenecen a la misma familia política en Estrasburgo mientras que otros socialistas salpicados por el mismo informe, como el alemán Stefan Schennach, fueron exculpados.