Rajoy, este martes al comparecer con el primer ministro turco en Madrid.

Rajoy, este martes al comparecer con el primer ministro turco en Madrid. SUSANA VERA Thomson Reuters

España CATALUÑA

Rajoy, dispuesto a no recurrir el 'voto 66' de Comín para levantar cuanto antes el 155

El diputado Toni Comín, en Bruselas, ha pedido delegar el voto pese a las dudas legales sobre que pueda hacerse. Pero que vote es imprescindible para que la investidura en Cataluña no dependa de la CUP.

Mariano Rajoy cree que Cataluña necesita cuanto antes un president de la Generalitat y un Govern para pasar página de la crisis institucional y dejar sin efecto la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El mensaje en sí no es nuevo, pero la absoluta prioridad que ha cobrado ha provocado un hecho insólito en los últimos meses: que el Gobierno esté dispuesto a hacer la vista gorda sobre un hecho que, de recurrirlo al Tribunal Constitucional, podría darle la razón al Ejecutivo pero dificultar la investidura de un president viable para la Generalitat. 

El diputado Toni Comín (ERC), pidió este lunes a través de su grupo parlamentario la delegación del voto para poder participar en las decisiones del Parlament de Cataluña. La decisión, posible gracias a que Comín está bajo la tutela de las autoridades belgas, como Carles Puigdemont de las alemanas, a la espera de que se resuelva su entrega a España, ha permitido que por primera vez en el Parlament se puedan visibilizar los resultados surgidos de las últimas elecciones catalanas: Junts per Catalunya y ERC, que han gobernado hasta ahora, suman 66 diputados, la CUP otros cuatro y los demás partidos (Ciudadanos, PSC, Catalunya En Comú Podem y PP), 65. 

En otras palabras: la decisión de Comín abre la puerta a que JxCat y ERC elijan presidente de la Generalitat sin contar con la CUP, que ha dicho que se abstendrá, pero no se opondrá, ante un candidato nacionalista y que sólo votará a favor del que Puigdemont o el que mantenga el pulso al Estado. Con la suma del voto de Comín, JxCat y ERC suman más que los constitucionalistas y los llamados comunes. 

Sin embargo, en Cataluña han surgido con rapidez las voces que advierten de que Comín no debe votar si se quiere respetar el reglamento, que en su artículo 95 tasa los motivos de delegación claramente y los limita a maternidad, paternidad, enfermedad grave, hospitalización o incapacidad permanente. El diputado de ERC no se encuentra en ninguno de estos supuestos, aunque el Parlament no excluye específicamente ninguno concreto, ni por supuesto su particular situación procesal. 

¿Qué deben hacer los partidos constitucionalistas? Ciudadanos, PSC y PP han anunciado que pedirán a la Mesa del Parlament que reconsidere su decisión de permitir votar a Comín. No está previsto que tengan mucho éxito porque JxCat y ERC tienen mayoría y ya han permitido que vote Puigdemont, en una situación similar a la de Comín, pero en Alemania. 

¿Y después? No está claro. Los partidos catalanes pueden presentar un recurso de amparo al Tribunal Constitucional, pero ninguno lo ha anunciado. Es ahí donde parece detenerse el camino de Rajoy, que pide al Parlament que reconsidere, pero "no como Gobierno. No tenemos competencia para hacerlo", dijo este martes.

Las "acciones legales" sin concretar de Rajoy

"A partir de ahí, estudiaremos todas las acciones legales para evitar que se tomen decisiones que contravengan lo que establece nuestra legislación vigente", ha dicho. Ciudadanos ha exigido, por voz de su presidenta en Cataluña, Inés Arrimadas, que el Gobierno tome cartas en el asunto. También desde el PSC se considera que la Abogacía del Estado podría actuar. Pero ni estos dos grupos se plantean recurrir ellos mismos, argumentando que el Constitucional les respondería demasiado tarde, después de que se convoquen eleccciones automáticas el 22 de mayo si no hay antes un presidente. 

Y Rajoy tampoco lo tiene claro, ya que podría pedir y conseguir que se impidiera a Comín y a Puigdemont votar, pero eso dejaría a JxCat y ERC a merced de la CUP y lo que Moncloa quiere es un Govern cuanto antes. "Lo más importante no es el señor Comín sino que se recupere la cordura y que seamos capaces de recuperar la normalidad", dijo este martes Rajoy. "Vayamos a la mayor", pidió. "Y la mayor es que Cataluña necesita ya un Gobierno", según él. 

Ni Ciudadanos, ni el PSC ni el PP presentaron un recurso ante el Constitucional para impedir que Puigdemont votase en las últimas semanas, a través de la portavoz de su grupo, Elsa Artadi, resoluciones parlamentarias. Por ese motivo, crecen las voces que confían en que ni los partidos constitucionalistas ni Rajoy recurrirán ahora el voto de Comín, no sólo por el precedente sino por la oportunidad de que Cataluña conforme un Ejecutivo sin tener que ceder ante la CUP.