Pablo Iglesias en una imagen de archivo.

Pablo Iglesias en una imagen de archivo.

España GUERRA INTERNA

La bronca de Iglesias a Errejón reabre la lucha en Podemos: "Es un tono fuera de lugar"

El líder de Podemos y su exnúmero dos se enzarzan por la candidatura para las primarias de Madrid.

Pablo Iglesias compareció este jueves ante los medios con rictus de enfado. Estaba claramente molesto por las dudas que había propagado Íñigo Errejón sobre su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Las palabras del secretario general, dirigidas a su exnúmero dos, tuvieron una dureza muy por encima de lo habitual: "Ni media tontería ni marear la perdiz con cuestiones internas". Esta reprimenda no ha gustado nada a miembros de Podemos, entre ellos algún errejonista, que hablan de "tono exagerado y fuera de lugar".  

Iglesias avisa a Errejón: "Ni media tontería con cuestiones internas"

El evidente enfado de Iglesias con el responsable de análisis estratégico y cambio político de Podemos, que cobró la forma de bronca dialéctica, tiene una explicación. Tanto el líder del partido como sus colaboradores achacaban este jueves a Errejón que hubiera llevado al debate público una cuita interna justo cuando el PP de Madrid que lidera Cristina Cifuentes está más débil que nunca. Justo cuando, a su juicio, toca remar juntos para desalojar a los populares del poder.  

Por ello, Iglesias utilizó ese duro lenguaje para afear la actitud de Errejón. Porque considera que una discusión sobre el sistema de elección de las primarias en Madrid no puede generar una pelea interna que, a su juicio, será amplificada por los medios y, con ello, desgastará a Podemos en el momento menos oportuno.

¿Batalla de fondo o puntual?

No parece, en todo caso, que esta pelea vaya a crecer en los próximos días, sino todo lo contrario. Las fuentes consultadas del sector errejonista templan los ánimos, restan importancia a lo sucedido, insisten en que habrá un acuerdo para las primarias de la Comunidad de Madrid y remarcan, como los pablistas, que el pasado reciente de Podemos evidencia que no es el momento de dedicarse a la lucha interna.

El propio Errejón lanzó este jueves a última hora de la noche un llamamiento a la calma a Pablo Iglesias, tras las discrepancias surgidas durante el día: "Hay que dejarse de este mal endémico que es discutir entre nosotros mismos".

El político de la formación morada se expresó así en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, después de que Iglesias avisase este mismo jueves de que los inscritos de su partido "no van a permitir que nadie se dedique a marear la perdiz ni a tonterías".

"He hablado con Pablo y estamos de acuerdo, hay que anteponer un objetivo fundamental", ha explicado Errejón, para luego añadir: "Estoy convencido de que nos vamos a poner de acuerdo respetando las cosas como lo hemos hecho hasta ahora".

La mayoría de los consultados insisten en esa misma tesis de que habrá pacto para articular la candidatura y la pelea de este jueves no irá a más.

La discusión sobre las listas

El eje de la discusión tiene que ver con la elaboración de las listas electorales para 2019. Básicamente, ocurre que Errejón quiere confeccionar una candidatura a su medida para las elecciones autonómicas de Madrid, controlada por él, mientras la dirección de partido en dicho territorio, encabezada por Ramón Espinar, pretende tener más peso en dicha lista. O sea, una pelea por las cuotas de poder interno.

Más en concreto, el Consejo Ciudadano Autonómico de Madrid decidía este miércoles convocar unas primarias para liderar Podemos en las elecciones de 2019. Fuentes de Podemos explicaban después que sería un sistema de "primarias a dos tiempos"en el que se votaría primero quién es el candidato y después quiénes conforman la lista que dicho candidato liderará.

Este jueves, en el Congreso de los Diputados, Errejón mostraba su disconformidad con ese sistema de elección. El propio exnúmero dos de Podemos dejaba en el aire su candidatura en caso de que no hubiera un acuerdo sobre el sistema de elección y sobre la propia lista. O pacto o podría dar un paso atrás.

Espinar, también al ataque

Además de la durísima respuesta de Iglesias, llegó la contestación de Espinar a Errejón. El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid calificaba de "desafortunadas" y "desconcertantes" las declaraciones de su compañero de filas. Y se mostraba convencido de que va a rectificar.

Tanto la actitud de Errejón como las duras palabras de Iglesias y las declaraciones de Espinar han escocido a muchos en Podemos. Porque consideran, en eso hay acuerdo entre todos, que no es el momento ni la forma de pelearse.