Manuel Valls, en medio de Aznar y Soraya

Manuel Valls, en medio de Aznar y Soraya Efe

España

Manuel Valls: "No se puede salir del marco de una Constitución sin pagar las consecuencias"

El exprimer ministro francés ha recogido en San Sebastián el premio Gregorio Ordóñez arremetiendo contra el "separatismo obsesivo".

El exprimer ministro de Francia Manuel Valls ha asegurado este sábado en San Sebastián que "no se puede salir del marco de una Constitución o del Estado de Derecho sin pagar las consecuencias".

Valls ha hecho esta afirmación tras recibir el Premio Gregorio Ordóñez, en un acto al que han asistido vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, entre otras autoridades.

Durante su intervención, de marcado acento europeísta, Manuel Valls, de origen catalán, ha hecho constantes alusiones a Cataluña en un discurso en el que también ha arremetido contra el terrorismo y el "separatismo obsesivo".

"Necesitamos más que nunca democracia"

"El mensaje imprescindible tanto en España como en Francia es que necesitamos más que nunca democracia, más que nunca libertad, más que nunca respeto hacia el otro. Pero para eso se necesitan valores: no se puede matar, no se puede insultar, no se puede salir del marco de una Constitución o del Estado de Derecho sin pagar las consecuencias", ha recalcado.

"Lo que se necesita -ha añadido- es un Estado, diferente por supuesto en España, Francia, Alemania o Italia, pero un Estado, que es el que permite el interés general, la igualdad entre los ciudadanos y la autoridad. Una sociedad sin autoridad no funciona", ha insistido.

En otro momento de su alocución, ha señalado que "la fuerza de España es la de ser diversa y estar unida". "¿Cuál es la fuerza de un vasco, de un catalán, o de un gallego? Es la de ser catalán, español y europeo", ha indicado Valls para quien la "fuerza" de Cataluña reside en "compartir" esas tres "identidades".

"Si se pierde una de ellas, se cae el proyecto, ya no es lo mismo", ha afirmado antes de considerar que un nacionalismo que pretenda "ser catalán rechazando a España o a Europa, como hoy se está comprobando", será "un nacionalismo estrecho y pequeño".

Tras constatar el actual "fracaso" de "la idea misma del separatismo", ha defendido que ser español en la actualidad es "compartir una visión de la convivencia, los valores de una civilización y una democracia". "España, desde hace 40 años vive con una Constitución de las más democráticas que existen en Europa y en el mundo", ha concluido.