España

La borrasca Ana ya está aquí: el norte de España en alerta roja por vientos de hasta 140 km/h

En el Mediterráneo se prevén olas de hasta 5 metros, Protección Civil recomienda adelantar si es posible el regreso del puente.

Nueve provincias del norte peninsular se encuentran hoy en alerta roja por "riesgo extremo" de rachas de viento muy fuertes, que podrían alcanzar los 140 kilómetros por hora, debido al paso de un frente muy activo asociado a la profunda borrasca 'Ana', que será especialmente intensa las próximas 24 horas.

La Xunta pide extremar precauciones al subir la alerta a nivel rojo en Galicia por 'Ana'

La provincia gallega de Pontevedra, las comunidades de Asturias, Cantabria y la Rioja al completo, así como las provincias de León, Zamora, Burgos, Palencia y Soria tienen la alerta roja de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) por los impactos que la intensidad de un fenómeno, en este caso las fuertes rachas de viento, puedan tener en bienes y personas.

De hecho, los fuertes vientos que afectan al norte peninsular han obligado a desviar cinco vuelos que tenían Vigo como destino y a cancelar otros cinco entre la ciudad gallega y Madrid, mientras se han visto afectados otros vuelos en Sevilla y Bilbao.

La Aemet avisa de que 'Ana', la primera borrasca con nombre en España, pasará al norte del Cantábrico durante la tarde noche de hoy adentrándose en Francia la mañana del lunes.

Más de 260 incidencias en Galicia

El Centro Integrado de Atención a las Emergencias 112 Galicia ha gestionado entre las ocho de la mañana y las cinco de la tarde de este domingo un total de 261 incidencias motivadas por la intensa borrasca 'Ana'.

Las más repetidas, informa un comunicado, se han debido a la caída de árboles y ramas en las carreteras (87), a balsas de agua (31), inundaciones en calles (18) y viviendas (17), y a las relacionadas con el tendido eléctrico, por cables de la luz caídos (6 en este caso).

Por provincias, la que ha registrado más percances ha sido Pontevedra, con 144 avisos; seguida de A Coruña, con 72; Lugo, con 27, y Ourense con 18.

Las incidencias más destacadas, en general, señala la nota, se han producido en Chantada, con el derrumbamiento de la pared de una casa habitada en el lugar de Moreiras, sin heridos; y en Pontevedra, con la caída de un árbol sobre un turismo que circulaba por la PO-10, también sin lesionados.

En Acevedo, en Ponte Sampaio, se desplomó el muro de una casa y en As Neves, ambas zonas en la provincia pontevedresa, se desprendió parte del tejado de una vivienda en ruinas.

Alerta en Cantabria y valle de Arán

Aunque con el paso del frente el viento irá amainando de oeste a este a lo largo del lunes, la Aemet mantiene mañana en alerta roja tanto a Cantabria como a el valle de Arán, en la provincia de Lérida, por riesgo extremo de fuertes rachas de viento de hasta 140 km/h.

Además, la totalidad de España, salvo las provincias de Tarragona y Castellón y las Islas Canarias, están mañana en alerta naranja por fuertes vientos, con rachas que podrán superar los 90-100 km/h, o incluso 110-120 km/h.

El paso de un frente muy activo, asociado a esa borrasca, que además lleva acompañado un proceso de ciclogénesis explosiva (bajada rápida de presión) dará lugar también a un muy mal estado de la mar y a lluvias fuertes y/o persistentes que afectarán a buena parte de la Península y a Baleares.

El mal estado del mar afectará a todas las zonas costeras y marítimas alrededor de la Península y Baleares.

Se esperan vientos del oeste y suroeste fuerza 7 a 8, ocasionalmente 9, en las costas de Galicia y Cantábrico, con olas de mar combinada de 5 a 7 metros.

Olas de hasta 5 metros

En las costas de Andalucía y Mediterráneo se prevé fuerza 7 a 8, y olas de 3 a 5 metros.

Se producirán precipitaciones abundantes en gran parte del territorio peninsular, que podrán ser localmente fuertes y/o persistentes sobre todo en el noroeste y en zonas montañosas, donde podrían alcanzarse o superarse los 80-100 litros por metro cuadrado en todo el episodio, especialmente en Galicia.

Las precipitaciones serán débiles y dispersas en Baleares y en el litoral valenciano y murciano, si bien las lluvias tenderán a disminuir de oeste a este a lo largo de mañana lunes.

La cota de nieve será alta al principio, quedando la nieve circunscrita tan solo a zonas de alta montaña, para bajar rápidamente tras el paso del frente hasta los 700-1000 metros en la mitad norte conforme las precipitaciones vayan debilitándose.

La dirección de Protección Civil y Emergencias del Gobierno ha emitido un comunicado recomendando extremar las precauciones por las extremas condiciones meteorológicas previstas durante las próximas horas.