Comprador de décimo de lotería.

Comprador de décimo de lotería. EFE

España

Lotería de Navidad: si te quieren comprar un décimo premiado, denúncialo

Desde Consumidores en Acción, aconsejan a los premiados que denuncien cualquier oferta que reciban para vender sus décimos con el pretexto de que se ahorrarán el pago de impuestos, si lo hacen incurrirán en un delito.

Si el día 22 de diciembre eres uno de los que celebra haber ganado el premio gordo, se cauteloso y no te dejes engañar por promesas que suenen idílicas. Desde FACUA Consumidores en Acción, aconsejan a los premiados que denuncien cualquier oferta que reciban para vender sus décimos con el pretexto de que se ahorrarán el pago de impuestos , o de de conseguir una mayor suma de dinero por parte de sus compradores.

La asociación recomienda a todas aquellas personas agraciadas que reciban proposiciones de compra por sus billetes, que den parte a la Policía Nacional o la Guardia Civil. Este tipo de prácticas suponen, además de un fraude a la Hacienda Pública, una trampa que puede provocar la pérdida de más de la mitad del importe ganado en el sorteo.

En este sentido, es necesario recordar que el blanqueo de dinero negro es el objetivo de todas aquellas personas que se acercan a los ganadores de décimos premiados. Además, supone una infracción tributaria para el agraciado. En caso de inspección resultará muy difícil acreditar el origen de los fondos, pudiendo acarrear un acta que ocasionará una importante sanción.

La multa a la que se enfrentará la persona que comercialice con su billete premiado puede llegar a superar en más de la mitad el importe ganado. Por contra, el comprador del billete sí podrá acreditar el carácter lícito del dinero mediante el boleto.

Plazos para el cobro de premios

Existen también otras irregularidades que pueden darse ante el principal sorteo de la Lotería Nacional en cuanto a participación y a demanda de décimos. Entre ellas, la de dar sólo quince o treinta días para cobrar las participaciones, cuando el cobro de los premios es un plazo inferior a los tres meses fijados en la normativa.

En el otro de los posibles fraudes, el de una venta excesiva de participaciones. La asociación indica que los particulares o empresas que de forma fraudulenta hayan dispensado más de las correspondientes a un único décimo, están por ley obligados a abonar el premio.