El candidato del PSC, Miguel Iceta.

El candidato del PSC, Miguel Iceta.

España ELECCIONES CATALANAS

A dónde va Iceta con Duran Lleida y la Hacienda catalana, pero sin Felipe González ni Zapatero

Las federaciones de Andalucía, Aragón, Extremadura y Asturias, molestas con el candidato del PSC, que cuentan con el respaldo de Ferraz.

Las últimas propuestas de Miquel Iceta para las elecciones del 21 de diciembre han soliviantado a algunos barones del PSOE. Critican, particularmente, sus dos anuncios de las últimas 48 horas: la quita de una parte de la deuda que Cataluña tiene con el Estado y la puesta en marcha de una "Hacienda federal" que permita a la Generalitat recaudar todos los impuestos en su territorio

Guillermo Fernández Vara cuestionaba este jueves ambas propuestas al afirmar que abordan asuntos sobre los que no cabe tomar decisiones sin contar con el resto de la organización. Tras reconocer sus "diferencias" con Iceta, aseguraba sin embargo que cree que coinciden "en lo esencial"; a saber, que dichas cuestiones "se tienen que decidir entre todos"

Ferraz respalda al PSC

Por su parte, Javier Lambán, presidente de Aragón, rechazaba de plano que el Estado condone parte de la deuda catalana. Asimismo, los gobiernos socialistas de Andalucía y Asturias mostraban su oposición a las ideas de Iceta. En todo caso, el PSC cuenta con el respaldo de Pedro Sánchez. En declaraciones a Efe, la dirección del PSOE consideraba "absolutamente razonable" proponer ambas cuestiones.

De hecho, el secretario de Política Económica y Empleo, Manuel Escudero, negaba que Iceta esté hablando de crear una Hacienda catalana. Escudero remarca que lo que proponía el líder del PSC en un artículo en El Mundo es un "consorcio tributario" entre la Agencia Tributaria de la Administración Central y la Generalitat. O sea, que la Generalitat pueda recaudar todos los impuestos.

Desde el PP y Ciudadanos las críticas a las propuestas han sido feroces. Hasta el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recordado al candidato socialista que el 21-D "no es una subasta de ideas". Ni siquiera los nacionalistas han visto con buenos ojos los planteamientos de Iceta, aun cuando proponen cuestiones similares. 

Precampaña con sobresaltos y campaña sin presidentes

No es el primer sobresalto para Iceta en esta precampaña. Cuando se conocieron las listas del PSC, muchos se sorprendieron con algunos fichajes, como el del exlíder de la extinta Unió y exconseller del Govern Ramón Espadaler (Units per Avançar) y el del exfiscal Anticorrupción y exeurodiputado de Podemos Carlos Jiménez Villarejo.

Poco después, el exlíder de Unió Duran Lleida proclamaba su apoyo explícito a Iceta al afirmar que el 21-D votaría "sin complejos" al PSC. Este respaldo, tan inesperado como el fichaje de Espadaler, ha dado pie a que los críticos con el líder del PSC alimenten la tesis de que está demasiado cerca del nacionalismo

Además, ha trascendido esta semana que los expresidentes del Gobierno del PSOE, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, no participarán en la campaña de Iceta para el 21-D. Otro dato que ya está siendo utilizado para afear al candidato del PSC su campaña y sus propuestas.

La pregunta que muchos se hacen ahora es a dónde va Iceta con tales planteamientos políticos, con el inesperado apoyo de Duran Lleida y sin la presencia de los expresidentes del Gobierno en su campaña. Hay quien, dentro y fuera del  PSOE, le vaticina un desastre electoral. Para otros, en cambio, Iceta ha puesto rumbo directo a la presidencia de la Generalitat, merced a los posibles acuerdos postelectorales que puede acabar cerrando. De momento, opiniones y rumbos aparte, las encuestas sonríen a Iceta.