María Dolores de Cospedal.

María Dolores de Cospedal. EFE

España Broma

Cospedal, sobre la broma de los humoristas rusos: "Fue una charla muy rara"

La ministra de Defensa sostiene que no confió en el contenido de la conversación. Sin embargo, en la grabación se compromete a trasladar la información facilitada al presidente del Gobierno.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha indicado este viernes que no confió en el contenido de la conversación mantenida con un humorista ruso que se hizo pasar por su homólogo letón y que ha sido difundida por la agencia rusa de noticias Sputnik.

En la conversación, el humorista ruso Alexéi Stoliarov se identifica como el ministro letón de Defensa y le informa de que el expresidente catalán Carles Puigdemont es un espía ruso apodado 'Cipollino'.

Tras difundirse la broma, la ministra española ha admitido que "fue una conversación muy rara". "Pedí hablar en inglés y no quisieron; han quitado a la traductora", ha explicado en un apunte en su cuenta personal de Twitter.

Cospedal, que durante la conversación con el humorista muestra su incredulidad cuando le indican que el 50% de los turistas rusos que viajan a España son agentes del Kremlin, ha subrayado que dejó de hablar al no confiar en su interlocutor.

"Como no confié, dejé hablar y no volví a llamar. Ahora sé que eran rusos", ha concretado la titular de Defensa, que durante la charla agradece la información recibida y se compromete a trasladársela al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el objetivo, incluso, de un posible encuentro personal.