Miquel Iceta, en una imagen de archivo.

Miquel Iceta, en una imagen de archivo.

España Cataluña

El PSC critica la prisión para Cuixart y Sánchez y sugiere que es política

"Los conflictos políticos no se resuelven enviando a prisión a personas que organizan manifestaciones", dice Núria Parlon, de la Ejecutiva del PSC y del PSOE. Ferraz guarda silencio, pero fuentes cercanas a Sánchez recuerdan que el PSOE siempre respeta las decisiones judiciales. 

Daniel Basteiro

La decisión de la Audiencia Nacional de dictar prisión sin fianza para los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural ha provocado el rechazo de los partidos independentistas, con quien ambos trabajaban estrechamente, y también de En comú Podem y Podemos. 

Sin embargo, la reacción quizás más inesperada ha sido la del PSC. Sus principales responsables y referentes han criticado la decisión de la jueza Carmen Lamela, que ha enviado provisionalmente a la cárcel a ambos líderes independentistas por un presunto delito de sedición por "alentar a la masa" que se manifestaba contra las autoridades que llevaban a cabo un registro en la consellería de Economía por orden judicial. 

"La decisión de la jueza nos parece desproporcionada", dijo Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes.

Después, en unas declaraciones a la Cadena Ser, reconoció que "los tuits dan para poco" y aseguró su "respeto por las decisiones judiciales. Estamos en un Estado de Derecho en el que rige la separación de poderes y cualquier crítica no se debe entender en ningún caso como desacato", dijo. 

En cualquier caso, recordó que el 23 de septiembre ya consideró el cargo de sedición "desproporcionado". En consonancia, también cree que la prisión sin fianza ha sido excesiva. "Este hecho, desde nuestro punto de vista, es muy triste y no hubiéramos querido tener que presenciarlo nunca", según él. 

Más crítica ha sido Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, miembro de la Ejecutiva del PSC y también de la del PSOE de Pedro Sánchez. 

"Los conflictos políticos no se resuelven enviando a prisión a las personas que organizan manifestaciones. Debe parar ya todo este despropósito", ha tuiteado. Nuria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad de Cataluña, también ha criticado la decisión: "Es una medida desproporcionada. Me reafirma en que la solución es política no judicial".

El teniente de alcalde de Barcelona Jaume Collboni, del PSC, también ha criticado que "judicializar la política es un error". Según él, la decisión judicial "agrava el conflicto". 

Por el momento, el PSOE no se ha pronunciado, aunque fuentes de Ferraz recuerdan que el partido hermano del PSC siempre respeta las decisiones judiciales. 

Otros diputados del PSC, como Marc Lamuá o Lidia Guinart, también han criticado la decisión.