Vargas Llosa, durante su alocución.

Vargas Llosa, durante su alocución. Reuters

España

Vargas Llosa: "No queremos Barcelona como una ciudad medieval"

El Nobel peruano hizo una encendida defensa de los valores democráticos en la manifestación por la unidad de España convocada por Sociedad Civil Catalana.

E.E.

El escritor Mario Varga Llosa ha dicho que la manifestación a favor de la unidad de España, convocada en Barcelona por Societat Civil Catalana, a la que asiste, es "la mejor demostración" de que hay un sector "muy amplio de catalanes" que no quieren el "golpe de Estado propiciado por el Govern" con el referéndum del 1-O.

Como acto final, varias personalidades han tomado la palabra y la primera, tras el presidente de Societat Civil, ha sido el escritor Vargas Llosa, quien ha afirmado que "todos los pueblos modernos o atrasados viven en su historia momentos en los que la razón es barrida por la pasión nacionalista (...) que puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo".

Vargas Llosa ha recordado que el nacionalismo es "la peor de todas las pasiones, la que ha causado más estragos en la historia (...) la religión laica" que ha provocado "sangre y cadáveres" en Europa, el mundo y en España.

"Estamos aquí para parar los estragos del independentismo (...) y por eso hoy miles de catalanes han salido a la calle, son demócratas que no creen que sean traidores, catalanes que no consideran al adversario un enemigo, que creen en la democracia, en la libertad, en el estado de derecho, en la constitución", ha dicho el premio Nobel de literatura.

El escritor peruano ha añadido: "Aquí hay miles de hombres y mujeres venidos de todos los rincones de España, incluso del Perú, a decirles a los catalanes que no están solos, que estamos con ellos, que vamos a dar juntos la batalla por la libertad".

"La democracia española está aquí para quedarse y ninguna conjura independentista la destruirá", ha agregado Vargas Llosa, que ha comentado que "no queremos bancos y empresas se vayan de Cataluña, como si fuera una ciudad medieval acosada por la peste".

Vargas Llosa ha concluido: "Somos ciudadanos pacíficos que creemos en la coexistencia, en la libertad, vamos a demostrarles a esos independentistas minoritarios que España es ya un país moderno, que ha hecho suya la libertad y no va renunciar ante una conjura independentista que quiere convertirlo en país tercermundista. Viva la libertad, visca Cataluña y viva España".