Momento en el que los radicales destrozaban los coches de la Guardia Civil.

Momento en el que los radicales destrozaban los coches de la Guardia Civil.

España Referéndum 1-O

Guardias civiles acusan a los Mossos de “hacer de don Tancredo” cuando les atacaban

Creen que la policía autonómica "podría haber hecho más" para impedir el destrozo de sus coches y el asedio en la Consellería de Economía.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

Crece el malestar de guardias civiles con los Mossos d’Esquadra por la actuación del cuerpo autonómico ante los ataques sufridos en Cataluña. Responsables de asociaciones profesionales del Instituto Armado acusan a la policía catalana de no haberse implicado en la defensa de su seguridad ante los ataques de radicales independentistas y señalan directamente a la cúpula de los Mossos y su “politización”.

La Asociación Pro Guardia Civil (APROCG) emitió en la tarde del miércoles un comunicado en el que directamente aludían a la actuación de la policía autonómica: “Pedimos a los compañeros Mossos d’Esquadra que dejen de hacer de don Tancredo y garanticen la seguridad ciudadana, competencia que tienen encomendada en exclusiva, de los ciudadanos de Cataluña y también de los guardias civiles que ejercen de policía judicial para cumplir las resoluciones de los Jueces y Tribunales”.

La asociación se refería así al personaje que participa en algunos espectáculos taurinos y que se queda totalmente inmóvil en su pedestal cuando sacan al toro a la plaza.

Horas después de ese escrito tuvieron lugar los peores ataques sufridos hasta ahora por los agentes del Instituto Armado, que hicieron frente al asedio de una multitud de radicales independentistas concentrados frente a la sede de la Consellería de Economía, donde se habían practicado registros. En el marco de estas protestas, los exaltados destrozaron varios coches policiales.

Preguntado al respecto, el presidente de APROGC, Fernando Ramírez Trejo, ha confirmado a este diario que se ratifica en el contenido del comunicado emitido la tarde del miércoles y acusa a los Mossos de no haber hecho todo lo posible por sofocar la protesta que se alargó durante horas. Esta asociación profesional integra a muchos mandos del Cuerpo.

"Podrían haber hecho más"

Finalmente, los agentes del Instituto Armado pudieron abandonar el edificio de Economía en Barcelona bajo protección de los Mossos. Un grupo salió a las 3 de la madrugada y otro pasadas las 7. Pese a ello, desde la mayoritaria Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) coinciden con la opinión de sus compañeros. Creen que “los Mossos podrían haber hecho más”.

El portavoz de AUGC, Juan Fernández, desvela a este diario que algún efectivo de la policía autonómica les ha hecho llegar su malestar por la situación y que se ha justificado ante ellos diciendo que no pueden actuar si no reciben órdenes expresas para ello. Los guardias civiles consultados culpan por tanto a la cúpula del cuerpo autonómico que, a su juicio, está “muy politizada”.

El presidente de la Unión de Oficiales (UO) de la Guardia Civil, Javier Montes, también se queja de la actuación de los Mossos, pero matiza que el problema no son los agentes, sino sus jefes, lo que se traduce en "un papel pasivo". Añade que en última instancia esta situación pone en riesgo la seguridad de todos los ciudadanos. Por este motivo, desde la UO piden que la policía autonómica pase a depender de la Delegación de Gobierno. “Eso no significaría recortar sus competencias”, zanja. Este jueves todas las asociaciones profesionales se han unido para manifestar su apoyo a los guardias civiles que desempeñan sus funciones en Cataluña.

El propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, fue preguntado por esta cuestión en el Congreso de los Diputados donde ha pedido mejorar la "coordinación" de la Guardia Civil y la Policía Nacional con los Mossos d' Esquadra en Cataluña. No obstante, ha asegurado que no se plantea "sustituir" a ningún cuerpo policial y que no tiene noticia de incumplimiento alguno por parte de la policía autonómica catalana.

El juez llamó a Mossos para garantizar la seguridad

El juez que investiga el 1-O llamó al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, para ordenarle que los agentes de la policía catalana abrieran un corredor de seguridad para permitir la salida de la comitiva judicial y de la Guardia Civil de la conselleria de Economía.

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha precisado a la agencia EFE que el mayor de la policía catalana estuvo a lo largo de todo el día en contacto permanente con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, y el fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, para darles cuenta del dispositivo que había montado para garantizar la protección de la comitiva judicial y de los guardias civiles que practicaron los registros.

Según la versión de los Mossos, cuando el juez llamó a Trapero para ordenarle que facilitara la salida de la secretaria judicial y los agentes, éste le aclaró que llevaba todo el día en contacto con los responsables del TSJC y de la Fiscalía en relación con ese asunto.