El alcalde de Santa Susana, Joan Campolier.

El alcalde de Santa Susana, Joan Campolier.

España

Un concejal de Ciudadanos denuncia a un alcalde independentista por agredirle

El alcalde de Santa Susana, en Barcelona, propinó un codazo al portavoz municipal de Cs tras la reunión de los concejales para firmar el documento confirmando ceder locales para el 1-O.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Santa Susana, Marc Khaledi, ha denunciado al alcalde del municipio, Joan Campolier, ante los Mossos d'Esquadra por un delito de agresión. Los hechos, según ha explicado el concejal de Cs, tuvieron lugar este viernes al mediodía durante una reunión convocada por el regidor en su despacho para que todos los grupos municipales firmaran el decreto a favor del referéndum ilegal del 1-O.

En ese momento, los dos ediles de la formación naranja, Raquel Quíles y Marc Khaledi, se negaron a firmar el documento y Khaledi solicitó una copia del decreto que sí apoyaron el resto de ediles. El primer edil accedió y le facilitó una copia, pero sin firmar. Al ver que Khaledi se guardó el papel en una carpeta, Campolier se puso "nervioso", según relata el concejal de Cs a El País.

"Me dijo gritando que esto no se podía hacer y me propinó un codazo en el abdomen. El alcalde también cogió mi carpeta personal, revolvió los papeles y sacó la copia del decreto de alcaldía que me había dado".

"Contusión abdominal"

Tras el golpe, Khaledi se fue a un hospital. "Sufre una crisis nerviosa y presenta una contusión abdominal", decía el informe médico del Hospital Comarcal Sant Jaume de Calella.

Después, el concejal presentó una denuncia por agresiones contra Joan Campolier. “No sé nada más salvo que me comentaron que en casos normales igual sería una falta leve de agresión pero que al tratarse de un cargo público, la cuestión podía ser más grave. No he tenido noticias de nadie más, ni del alcalde ni de nadie”, explica el edil de Cs, de 28 años.

El alcalde, un ex de CiU imputado

Joan Campolier es alcalde de Santa Susana desde hace más de tres décadas. Hasta las municipales de 2015, se había presentado a los comicios bajo las siglas de CiU, pero en abril de ese año la dirección del partido nacionalista decidió prescindir de su candidatura por los procesos judiciales en los que estaba implicado el primer edil. 

El alcalde había sido condenado a ocho años de inhabilitación por adjudicar obras a dedo y también fue imputado por otro delito urbanístico. CiU decidió que tocaba "renovar cabeceras con nuevos perfiles". Campolier, molesto, anunció entonces que no se retiraría y que repetiría como candidato pero con una nueva coalición nacionalista.

Decidió romper su carné de militante de CiU y se presentó con un partido independiente, Ara i Sempre Santa Susanna, que desde mayo de 2015 gobierna en coalición con Junts Fem Santa Susanna.