Juana Rivas y su expareja Francesco Arcuri están citados a comparecer el 8 de agosto.

Juana Rivas y su expareja Francesco Arcuri están citados a comparecer el 8 de agosto. Efe

España CASO JUANA RIVAS

El ex de Juana Rivas denuncia en Italia a periodistas y políticos españoles

Arcuri pide una "indemnización millonaria" contra los medios de comunicación por difamarle. Lamenta que se utilice la ley de violencia de género para justificar el delito de secuestro por parte de la madre de Maracena. 

Nueva denuncia en el caso Juana Rivas. Los letrados de Francesco Arcuri, expareja de la vecina granadina, han presentado en Italia una denuncia contra la ley de violencia de género española, al entender que vulnera los derechos de los hombres. Las acciones jurídicas también se extienden contra los periodistas y políticos por haber difamado a su defendido en redes sociales y medios de comunicación. La ley de violencia machista española, consideran, es "utilizada" por el entorno de la madre de Marecena (Granada) para justificar el "secuestro" de sus dos hijos.

El anuncio de esta denuncia se produce después de que el martes Juana Rivas compareciera ante el juzgado de Granada que la investiga por la presunta sustracción de los dos menores y desobediencia a la justicia y que, en respuesta a preguntas de su defensa, se declarara inocente y justificara su actuación en la defensa de sus niños. Este miércoles la madre granadina ha concedido una entrevista en El Programa de Ana Rosa donde ha relatado los episodios de maltrato a los que la sometió Arcuri.

Los abogados de Arcuri han pedido auxilio al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y ante la Comisión Europea, a través de varios europarlamentarios italianos, ante la que consideran "inadmisible intromisión" en la vida privada de su representado. En la misma denuncia, según han informado en un comunicado, se ha denunciado la ley de violencia de género española "por vulnerar sus derechos y las de todos los hombres que vivan en España", entre los que se encuentran varios ciudadanos italianos.

Según Sariego Abogados, la discriminación que sufren los hombres en España es "intolerable", dado que basta que una mujer diga que es maltratada "para que los derechos humanos que posee todo ciudadano europeo que viva en España desaparezcan". En este sentido, añaden que los derechos de los niños reconocidos en los tratados internacionales "desaparecen en España, en cuanto una mujer dice que es maltratada".

La ley es un "fracaso social"

"La ley española de violencia de género se ha acreditado que es un fracaso social y político, dado que no sólo no ha reducido el número de mujeres asesinadas, sino que además ha incrementado el número de niños asesinados por sus madres y por sus padres y, de hombres asesinados por sus mujeres", señalan los letrados.

El equipo jurídico de Arcuri también lamenta que se esté utilizando esa ley de violencia de género por el entorno de Juana Rivas para justificar la comisión de otros delitos, como el secuestro y maltrato a unos niños, así como para desobedecer a la justicia.

"Llama la atención la estrategia del entorno de Juana y de los medios que la apoyan, por su similitud a la estrategias que usaron los criminales nazis, en el tribunal de Núremberg, para justificar sus atrocidades", sentencian los abogados. Mantienen asimismo que, como ciudadano de la Unión Europea y conforme a la legislación comunitaria, Francesco Arcuri "es un hombre inocente".

"Indemnización millonaria"

Por ello, han advertido de que cualquiera que desde los medios de comunicación le difame o calumnie deberá responder ante los tribunales de justicia italianos "por su irresponsable comportamiento social y mediático". "Es intolerable que se diga que Italia no se protege a las personas maltratadas en el ámbito familiar", añade el comunicado, que precisa que ya se ha presentado una demanda para pedir una "indemnización millonaria" contra periodistas y políticos que, consideran, han difamado a Arcuri en redes sociales y medios de comunicación.

"Entre ellas deberán responder ante la justicia italiana, la presidenta de una comunidad autónoma española y varias parlamentarias españolas que, en Italia, no poseen la especial protección que poseen en España", recoge literalmente el comunicado. Finalmente, indican que, por consejo de psicólogos italianos, en los niños que han sufrido un secuestro físico y emocional como el de los hijos Arcuri y Rivas resulta "recomendable cortar todo contacto con aquellas personas que los tuvieron secuestrados".