El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Efe

España

Rajoy y Sánchez acuerdan "una postura común" frente a la ley de transitoriedad

El presidente del Gobierno y el líder del PSOE han hablado esta mañana, pero no han concretado medidas contra los planes rupturistas de los independentistas. 

Alberto Lardiés

Unidad del Gobierno y el PSOE en Cataluña. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han hablado este lunes por teléfono para "ir de la mano" en respuesta al nuevo desafío independentista de la ley de transitoriedad anunciada este mismo lunes por los separatistas catalanes. El portavoz del PSOE, Óscar Puente, acaba de anunciar que se ha producido esta conversación entre su líder y el presidente del Gobierno para acordar "mantener una postura común" frente a los planes independentistas

Tras la reunión de la Ejecutiva socialista, Óscar Puente ha explicado que Rajoy y Sánchez han pactado abrir un canal permanente de comunicación para hacer frente al desafío catalán. El jefe del Ejecutivo y el líder del PSOE han hablado esta mañana para poner en marcha esa estrategia común, pero, eso sí, no han concretado medidas contra la hoja de ruta rupturista de los separatistas catalanes. 

Puente ha insistido en destacar que habrá un "diálogo permanente" que permita una "postura común" contra la ley de transitoriedad que los nacionalistas catalanes quieren sacar adelante antes del próximo 1 de octubre, fecha del referéndum independentista

Fuentes del Gobierno han expresado su rechazo frontal a la iniciativa de los separatistas y han explicado que dicha ley "nunca entrará en vigor". 

Así es la ley

Junts pel Sí y la CUP han acordado que la ley de transitoriedad, la que a su juicio debe propiciar la ruptura con España, estará aprobada antes de la célebre consulta soberanista, pero no han aclarado cómo se tramitará. Los antisistema y la coalición que une a PDeCAT y ERC han presentado una norma llamada "de transitoriedad jurídica y fundacional de la república catalana" que hoy han registrado en el Parlamento catalán.

La ley de Junts pel Sí y la CUP tiene 89 artículos, tres disposiciones finales, una de ellas suspensiva si no gana el  en esta votación. Más en concreto, la hipotética “República de Cataluña” reconocería la doble nacionalidad, la cooficialidad de las lenguas catalana y castellana y la amnistía de los condenados por haber participado en la construcción del nuevo Estado catalán, como adelanta Crónica Global