Alejandro Requeijo Daniel Montero

Los autores del atentado de Barcelona y Cambrils preparaban desde hace tiempo una o varias acciones a gran escala, pero la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) vinculada a la célula truncó sus planes y precipitó el atropello masivo que horas después tuvo lugar en las Ramblas. Así lo ha explicado el máximo responsable de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, en una rueda de prensa para ofrecer detalles de la investigación.

Según ha dicho, los investigadores tienen indicios suficientes que les llevan a pensar que “podían ir más allá y que estaban pensando cualquier atentado con el uso de cualquier tipo de explosivo, bombonas de butano o similares. Un accidente proverbial ha evitado que, a pesar del daño que ha producido, el daño hubiera sido mayor”. Este grupo llevaba más de unas semanas trabajando de forma coordinada, según este responsable policial si bien los hechos acaecidos "no es lo que tenían pensado en un principio". Trapero ha llegado a relacionar la forma de actuar de este grupo con el de otros comandos terroristas que han atentado en Europa en los últimos tiempos.

Ha insistido en ligar el atentado de Barcelona con el de Cambrils y la explosión de Alcanar donde murió una persona y siete resultaron heridas. La deflagración estuvo ocasionada por una explosión provocada por una “acumulación de gases". Esa casa servía de centro de operaciones de la célula, según la investigación. Todos estos escenarios están relacionados a su vez con el alquiler de tres vehículos, uno de ellos el empleado en las Ramblas.

Al menos tres de los cinco terroristas abatidos (cuatro de ellos por un mismo agente de los Mossos) esta madrugada en Cambrils ya han sido identificados y se les vincula con la casa del Alcanar y un coche abandonado en Cambrils. Contaban en su poder con un hacha y cuchillos. Por el momento hay cuatro personas detenidas (tres marroquíes y un español) y un número indeterminado bajo investigación. Entre los arrestados no está el autor material del atentado de Barcelona, aún en paradero desconocido y sin identificar, según ha reconocido Trapero.

Sobre el perfil de los arrestados, se trata de "personas jóvenes". Sus edades son 21, 27, 28 y 34 años. El de 28 años es Driss Oukabir, arrestado en Ripoll. Los investigadores han manejado en las últimas horas información sobre sus familiares, incluyendo su hermano pequeño de 17 años Moussa. El único español detenido es de Melilla y resultó herido en la explosión de la casa de Alcanar. Ninguno de los arrestados tenía antecedentes en materia de terrorismo ni obraban en los ficheros de personas sospechosas por este motivo.

El responsable de los Mossos ha sido preguntado acerca de la posibilidad de que el conductor de la furgoneta que irrumpió en Las Ramblas sea uno de los muertos en Cambrils. Según ha reconocido, esa es una de las líneas de la investigación, pero por el momento no pueden confirmar esa hipótesis.  

Trapero ha ofrecido también algunos detalles sobre la muerte del hombre que iba a bordo de un vehículo que horas después del atropello masivo se saltó un control en Sant Just Desvern (Barcelona) y arrolló a una agente de los Mossos en la avenida Diagonal. Aunque la Policía abrió fuego contra él -en el marco del protocolo antiterrorista que se había desplegado-, el forense determinó que falleció a consecuencia de una herida de arma blanca. Los Mossos apuntan a que iba acompañada de una persona que tras el incidente abandonó el vehículo, no obstante han vuelto a desligar este hecho con los atentados.