Adriana Lastra, número dos del PSOE, este miércoles en la sede de Ferraz.

Adriana Lastra, número dos del PSOE, este miércoles en la sede de Ferraz. EFE

España PLURINACIONALIDAD

El PSOE aclarará cuántas naciones hay cuando negocie la reforma constitucional

"Lo que tenemos claro es que sólo hay una soberanía nacional", dice Adriana Lastra, número dos del PSOE. 

Noticias relacionadas

¿Cuántas naciones hay en España? La pregunta sigue sin respuesta en el PSOE. El principal partido de la oposición proclamó en su último congreso, el pasado mes de junio, que reconocía el "carácter plurinacional" del Estado español y se inspiraba para esa declaración en la propia Constitución, que en su artículo 2 reconoce la existencia de nacionalidades (aunque no naciones) y regiones. 

Desde entonces, dentro del partido se debate a menudo sobre el asunto sin llegar a un acuerdo sobre cuántas naciones componen España. Es más, miembros del equipo de Pedro Sánchez restan importancia a la indefinición, enmarcando la discusión en un "debate nominativo" sin ninguna consecuencia jurídica. Todo ello a pesar de que el reconocimiento de la plurinacionalidad se presenta como una muestra de sensibilidad y audacia política. 

Los socialistas son conscientes de que definir con detalle y de forma duradera el modelo territorial es uno de los grandes retos del país, un verdadero problema español en términos históricos. Cataluña es la prueba y el desafío más acuciante, pero hay otras patatas calientes, como un nuevo modelo de financiación autonómica o la distribución de competencias. 

Preguntada sobre cuántas naciones hay en España o puede haber en el Estado plurinacional que defiende el PSOE, la número dos del PSOE, Adriana Lastra, eludió responder.

"Lo que hicimos en nuestro congreso es abrir la posibilidad de reconocer la diversidad territorial. En todo caso, serán, dentro de la reforma constitucional para ir a un Estado federal, los diferentes partidos políticos los que acuerden y lleguen a un consenso, como ya se hizo en 1978", dijo en rueda de prensa. "Lo que habrá que hacer será negociar, como se hizo en los años 70. Lo importante es que nosotros sí tenemos un plan", añadió.

La plurinacionalidad va por barrios

La plurinacionalidad, reconocida en la resolución del 39 congreso (aquí, en la página 41) cristaliza de mil maneras diferentes. El PSC ha defendido desde hace años que Cataluña es una nación y, ahora, con más motivo ya que ha encontrado el paraguas definitivo en el PSOE. Todo pese a que la conocida como Declaración de Barcelona, suscrita en julio por el PSOE y el PSC, no pide reconocer a Cataluña como nación sino sólo sus "aspiraciones nacionales". 

Los socialistas andaluces, en su congreso regional, eludieron hablar de plurinacionalidad. José Manuel Franco, candidato favorito para liderar el PSOE madrileño, muy próximo a Sánchez, aseguró en una entrevista con EL ESPAÑOL que puede haber tantas naciones como comunidades autónomas y que, en ese sentido, Madrid sería una nación dentro del Estado plurinacional del PSOE. 

"Lo que tenemos claro es que sólo hay una soberanía nacional", dijo Lastra. "Lo que pretendemos es que se reconozca la diversidad territorial y que se garantice la igualdad económica y social entre españoles", según ella. La concreción sobre la plurinacionalidad vendrá, pues, no derivada de una posición política del PSOE sino de la suma de voluntades y una compleja negociación política que aún no tiene fecha. 

El 28 de agosto, las soluciones del PSOE

Lastra aprovechó su rueda de prensa para hacer "el anuncio del anuncio" de medidas que sirvan para solucionar la crisis en Cataluña. El PSOE se pondrá en marcha antes del 1-O para superar el "inmovilismo" del PP. Una reunión de la Ejecutiva socialista las acordará y difundirá el 28 de agosto, dijo Lastra. 
"Sí a que los demócratas vayamos por delante de los independentistas. Parece que hasta ahora está pasando todo lo contrario. Estamos siempre a rebufo de lo que hace la Generalitat y los grupos independentistas", en palabras de la vicesecretaria general.  
Las medidas del PSOE están en la Declaración de Barcelona suscrita junto al PSC. Incluyen tramitar la mayoría de las 64 propuestas que en abril de 2016 Artur Mas planteó a Mariano Rajoy en materia de infraestructuras, política fiscal y derechos sociales. También se incluirán reformas para profundizar en el autogobierno de Cataluña y cumplir el Estatut así como reconocer mejor la realidad lingüística catalana.
El último punto de la declaración es el que versa sobre la reforma constitucional, clave de bóveda para el PSOE. Será sólo en su negociación, cuyos preparativos podrían comenzar en septiembre, cuando los socialistas aclararán cuántas naciones conviven, según ellos, en España.