El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el expresidente del Congreso, José Bono.

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el expresidente del Congreso, José Bono. Efe

España DE POLÍTICOS A ASESORES

Zapatero, Bono y Duran i Lleida, asesores VIP de una gran consultora

Con la llegada del PP al Gobierno, abandonaron la primera línea. Kreab, consultora internacional de comunicación, los tiene ahora en nómina.

La consultora internacional de comunicación Kreab tiene en nómina a tres asesores de lujo: José Luis Rodríguez Zapatero, José Bono y Josep Antoni Duran i Lleida. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el expresidente del Gobierno se encarga de asesorar a la compañía en su expansión latinoamericana y colabora puntualmente en charlas sobre política internacional; el expresidente del Congreso de los Diputados asesora sobre grandes empresas y el expresidente de Unió Democràtica de Cataluña es el nexo con el empresariado catalán y asesora en temas de public affairs, tanto nacional como internacional, sobre todo en Latinoamérica.

La incorporación del expresidente del Gobierno a Kreab fue clave para la consolidación de la empresa en América Latina. Antes de fichar a Zapatero, la consultora consiguió irrumpir en el mercado de Brasil, Colombia y Ecuador. En 2016, con el exsecretario general del PSOE ya en nómina, la expansión fue a más y la empresa penetró en Cuba, Perú y Bolivia. En breve anunciarán la apertura de una filial en Chile. Su objetivo ahora es consolidar su plan estratégico de cara al año 2020.

Kreab es una consultora de comunicación y asuntos públicos fundada en 1970 en Estocolmo y se ha posicionado como una de las compañías más relevantes a nivel mundial en el ámbito de las relaciones públicas y la comunicación. Actualmente está presente en 25 países y cuenta, además de Zapatero, Bono y Duran i Lleida, con 500 consultores que atienden a más de 800 empresas en todo el mundo. Según ha podido saber este diario, los tres ex políticos forman parte del selecto club de los asesores mejor pagados de la compañía: los honorarios que reciben oscilan "entre los 3.500 euros y los 7.000 euros mensuales", según fuentes conocedoras de las retribuciones que reciben.

Ni rastro en su web

Desde el círculo más cercano a los dos exdirigentes socialistas rechazaron pronunciarse al respecto porque, al no encontrarse ya en primera línea política, entienden que sus actividades carecen ya de proyección pública. El propio Duran i Lleida ha explicado a este periódico que es asesor externo en la compañía desde julio de 2016. Kreab, la empresa que les contrató, intenta minimizar su publicidad asegurando que la colaboración es puntual, aunque le pagan mensualmente. Además, en su página web no hay ni rastro de sus asesores más conocidos. 

Cuando salió de La Moncloa en 2011, Zapatero estuvo cuatro años en el Consejo de Estado. El 1 de septiembre de 2015 se incorporó en la Presidencia del Consejo Asesor de la Fundación alemana Instituto de Diplomacia Cultural, una organización no gubernamental sin ánimo de lucro con sede en Berlín. La misión del organismo es la promoción de la paz y el entendimiento entre los pueblos a través del desarrollo de las relaciones interculturales en todos los ámbitos. Desde entonces no se le conocía otra función además de su papel de mediador en la crisis de Venezuela.

Tras permanecer 32 años en primera línea política, José Bono fichó por el consejo asesor del despacho Cremades & Calvo Sotelo en 2013, una compañía en la que también contribuyó a labores de asesoramiento. En este caso, se centró en asuntos que atañen al Departamento de Derecho Administrativo y Sectores Regulados. 

Lideró Unió desde 1987

La salida de Duran i Lleida de la política se produjo tras los desastrosos resultados electorales que cosechó en las elecciones de 2015. Contrario a la independencia, el expresidente de Unió no consiguió convencer al electorado para que votara a esa tercera vía que quería abanderar y el 16 de enero de 2016 se retiró. Había liderado Unió desde 1987.

Duran estuvo poco tiempo parado. Pocos días después de retirarse de la vida pública, se incorporó como abogado al despacho Bufet Colls de Barcelona, una firma fundada en los años cincuenta por su suegro y en el que es socia su mujer. Ahora, además de ocuparse de los asuntos internacionales de la firma, Duran i Lleida se ocupa de ayudar a Kreab a posicionar a sus clientes catalanes en su negocio, identificar riesgos y actuar frente a ellos.