Mariano Rajoy durante su declaración.

Mariano Rajoy durante su declaración. Efe

España

Rajoy: “Nunca me he encargado de los asuntos económicos del partido”

El presidente del Gobierno sostiene que las labores de gestión y financiación eran responsabilidad del tesorero y del gerente.

Noticias relacionadas

El presidente del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha desvinculado de cualquier gestión económica dentro del partido. Él sólo se preocupaba por la parte política. La económica era responsabilidad del tesorero y del gerente. La única preocupación es que llegaran todas las cuentas bien al Tribunal de Cuentas.

Durante su interrogatorio, Rajoy se ha sentado en un atril al lado de los tres magistrados que componen el tribunal que enjuician el caso Gürtel y en el que el presidente del Gobierno ha sido citado en calidad de testigo por su conocimiento de la corrupción en el seno de su partido. Pero Rajoy ha tirado balones fuera: “Yo nunca me he encargado de los asuntos económicos, solo de los políticos”. Con esta frase, repetida en varias ocasiones ha evitado responder sobre el pago de las campañas electorales de su partido, sobre la contabilidad y sobre la financiación. Él, del dinero, no sabía nada. “Hay una división nítida y clara entre la parte política y económica”, ha señalado.

Durante la etapa de José María Aznar, Rajoy dirigió cuatro campañas electorales, tres de ellas como vicesecretario. Pero la última fue hace 17 años. Él dirigía la parte política de la campaña pero de cómo se financiaba ésta “no lo conozco en absoluto”. “El presupuesto se elabora por los servicios económicos. El director de campaña se dedica única y exclusivamente a la política”. Lleva más de 20 años en el partido pero nunca conoció la gestión económica de su partido.

Rajoy ha optado en su interrogatorio por hacer un enfrentamiento con el abogado que le ha sentado este miércoles ante el tribunal. Se ha podido ver al presidente con contestaciones impertinentes y siempre con una media sonrisa, que no la ha abandonado hasta que el abogado Mariano Benítez de Lugo, en representación de ADADE, ha terminado su interrogatorio.

“Las funciones estaban muy delimitadas. El objetivo fundamental de la campaña era la obtención de votos, lo otro -la parte económica- es meramente instrumental”, ha añadido.

El presidente del Gobierno ha negado insistentemente conocer cómo se financió su partido. “Bárcenas dijo que había una caja B desde hacía 20 años. ¿Lo conocía?”, le pregunta la acusación. “Absolutamente ninguno. Ninguna idea de contabilidad. La única preocupación era que el Tribunal de Cuentas dijera que todo está bien”, responde.

A preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, Rajoy explicó que los responsables de los servicios económicos del partido son el tesorero y el gerente y sus colaboradores. “El tesorero era quien luego trasladaba los datos al comité ejecutivo del partido. Ahí se presentaban las cuentas y se remitían al Tribunal de Cuentas. Jamás recuerdo haber asistido a un debate sobre presupuestos o cuentas finales en los 30 años que he estado en el comité ejecutivo”, ha recalcado.

“Jamás cobre sobresueldos, sería ilegal”


Las fiscales también han entrado en el presunto sobro de sobresueldos por parte de Rajoy, pagados por Bárcenas. “Entre 1996 y 2003, que estaba en el Gobierno, también fue vicesecretario general. ¿Cobró del PP en esa época?”, le han preguntado. “Jamás, sería ilegal”.

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha reconocido que en marzo de 2004, tras la derrota electoral frente a José Luis Rodríguez Zapatero, hizo un viaje a Canarias con su familia que “pagó mi partido hasta donde yo se”. “¿Y hasta donde sabe usted?”, le pregunta el letrado. “Hasta el final. La respuesta tiene que ser gallega, no podría ser riojana”, le responde.


“Lapuerta me alertó de Correa”


De la causa se desprende que existió en el año 2004 una reunión entre el entonces tesorero, Alvaro Lapuerta, la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y él. En aquel encuentro, según Rajoy, Lapuerta le advirtió que uno de los proveedores del partido, Francisco Correa, estaba usando el nombre del partido en ayuntamientos de Madrid. “Me dijo que prueba no tenía pero que no le gustaba. Me dijo que dejaran de trabajar con nosotros”, explicó.

Rajoy ha negado mantener cualquier relación con Correa. No sabe si alguna vez le saludó en algún acto público “pero ni siquiera pudo asegurarlo”. “¿Usted conocía que Correa aparcaba en el garaje de Génova?”, le ha preguntado el abogado, en alusión a una afirmación del propio Correa en su declaración como acusado, en la que llegó a decir que Génova era como su casa. “Puede entender que el presidente del partido no está en eso. Lo importante es tener buenos colaboradores”, ha añadido.

Las fiscales han querido preguntar a Rajoy por la compra de acciones de Libertad Digital que realizó el entonces tesorero Alvaro Lapuerta con el dinero de la caja B y que luego nunca devolvió. Es decir, Lapuerta compró 1.270 acciones por 139.700 euros y las revendió por 209.550 euros, un dinero que no devolvió a la caja del partido sino que se los quedó para él. Sin embargo, el PP nunca ha reclamado esa cantidad porque de hacerlo tendría que reconocer la existencia de una caja B.

“¿Sabe el motivo por el que el PP haya renunciado a reclamar esa cantidad?”, le han preguntado las fiscales. “El motivo entiendo que es que no se produjo ninguno perjuicio económico para el PP”, ha concluido.