El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, en la Eurocámara

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, en la Eurocámara Philippe Buissin/PE

España

Bruselas rechaza la petición de Picardo de una 'frontera blanda' en Gibraltar

El equipo negociador del brexit recibe por sorpresa al ministro principal del Peñón pero ignora sus reivindicaciones.

Bruselas

Noticias relacionadas

En Bruselas ha causado sorpresa que el equipo del negociador de la UE para el el brexit, Michel Barnier, haya recibido al ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo. Picardo se reunió este este jueves con la número dos de Barnier, Sabine Weyand, en un encuentro que no se había anunciado previamente como suele ser habitual. Además, la situación del Peñón en teoría no forma parte de las negociaciones de divorcio entre la UE y Reino Unido y España tiene poder de veto cuando se discutan las relaciones futuras tras el brexit. "Barnier escucha a todo el mundo, pero sólo negocia con el Gobierno británico", se ha justificado este viernes la portavoz de la Comisión, Mina Andreeva. 

Eso sí, el Ejecutivo comunitario ha rechazado las reclamaciones que planteó Picardo, y en particular su petición de mantener una 'frontera blanda' entre el Peñón y España tras el brexit para trabajadores y turistas. Durante su reunión en Bruselas, el ministro principal "explicó en detalle la importancia de una frontera terrestre sin fricciones entre Gibraltar y España, y dejó claro que es algo que interesa a todo el mundo una vez que se materialice el brexit", según ha informado el Gobierno gibraltareño en un comunicado. 

Las banderas de Gibraltar, Reino Unido y la UE ondean en la frontera del Peñón

Las banderas de Gibraltar, Reino Unido y la UE ondean en la frontera del Peñón Jon Nazca/Reuters

Pero la Comisión ha dejado claro que la frontera entre España y el Peñón no forma parte de las negociaciones de divorcio. Es decir, que lo que ocurra con la Verja tras el brexit debe ser objeto de un acuerdo posterior entre Reino Unido y el Gobierno de Mariano Rajoy. Gibraltar deja la UE al mismo tiempo que Reino Unido y no tendrá ningún estatus especial. El paso entre España y Gibraltar se convertirá en una frontera exterior de la UE tras la salida, según explican fuentes comunitarias.

Reunión técnica

A diferencia de lo que ocurre con Gibraltar, las negociaciones de divorcio sí que cubren la frontera con Irlanda del norte y la cuestión de la base soberana británica en Chipre, según se recoge en las directrices de negociación pactadas por los líderes europeos. La cláusula 24 de esas directrices establece que "una vez que Reino Unido deje la Unión, ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido se aplicará al territorio de Gibraltar sin que haya pacto entre el Reino de España y Reino Unido".

Desde el Ejecutivo comunitario confirman que Picardo efectivamente planteó la cuestión de la frontera. Pero la discusión se centró en cuestiones relacionadas con la salida de Reino Unido, entre ellas los derechos de los ciudadanos. El encuentro no se anunció con antelación porque esto sólo se hace con las reuniones de Michel Barnier y no con el resto del equipo.

Desde el ministerio de Asuntos Exteriores también restan importancia al encuentro entre Picardo y el equipo del brexit. Mientras que Barnier sí se reunió en persona este jueves con la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, y con su homólogo galés, Carwyn Jones, y también recibió al líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, no dio el mismo trato al primer ministro de Gibraltar y delegó en su número dos.

"Picardo ha sido recibido a nivel técnico y le han reiterado lo decidido en las directrices de negociación", resaltan fuentes de Exteriores.

En un discurso ante el Parlamento británico durante su visita de Estado a Reino Unido esta semana, el rey Felipe VI ha reclamado "fórmulas satisfactorias para todos" para el futuro de Gibraltar. Pero el Gobierno de Theresa May ha vuelto a repetir que no está dispuesto a negociar la soberanía del Peñón.