Los líderes del procés, antes del acto celebrado en la Universidad de Barcelona.

Los líderes del procés, antes del acto celebrado en la Universidad de Barcelona. Efe

España CATALUÑA

El último órdago de Puigdemont a España: "Les molestamos, les damos miedo, y más que daremos"

El presidente de la Generalitat se dirigió a los alcaldes soberanistas en un acto con el que se buscaba expresar el compromiso con el referéndum del 1 de octubre. El Gobierno ha calificado el evento de "iniciativa fracasada".

E. E.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dicho que el independentismo es el primer movimiento sociopolítico en España que va "de abajo hacia arriba", y ha avisado a los alcaldes soberanistas: "Por eso sois importantes, por eso les molestáis y por eso les dais miedo, y más que les daréis".

Medio millar de alcaldes de diferentes localidades catalanas han expresado su "compromiso" con el referéndum anunciado para el próximo 1 de octubre en un acto celebrado sábado en el paraninfo de la Universidad de Barcelona.

En este acto, titulado "El mundo local por el referéndum", se ha leído un manifiesto en el que los alcaldes que lo suscriben aseguran que pondrán "a disposición de la organización del referéndum los locales habituales donde se celebran todas las jornadas electorales en nuestros municipios".

Puigdemont ha sostenido que los alcaldes son "la garantía" para que el próximo 1 de octubre haya un referéndum en el que puedan votar tanto los partidarios como los detractores de la independencia, y ha señalado como una prueba de buen hacer el hecho de que atiendan a todos los ciudadanos por igual, sin tener en cuenta su ideología, algo que a su entender no hace el Gobierno.

"La clave está en que nosotros hagamos suficiente y entre suficientes para que las amenazas que el Estado nos quiera poner y nos dedica cada día sean insuficientes", ha subrayado el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras.

En este sentido, Puigdemont ha recalcado que se acerca el momento en que los catalanes deberán elegir entre "arnes" -polillas en catalán- que se comen la democracia, o "urnas".

El Gobierno habla de "iniciativa fracasada"

Por su parte el Gobierno ha considerado que el acto proindependencia de este sábado ha sido "una iniciativa fracasada" de la Generalitat de Puidemont.

Fuentes del Ejecutivo de Rajoy han señalado que el Gobierno catalán ha intentado utilizar a los ayuntamientos para eludir sus propias responsabilidades, y han subrayado que la convocatoria ha quedado muy lejos de las expectativas de sus organizadores.

En este sentido, apuntan que al acto celebrado en el paraninfo de la Universidad de Barcelona han acudido muchos menos alcaldes de los previstos, y en su mayoría procedentes de poblaciones pequeñas que, en conjunto, representan apenas un tercio de la población de Cataluña.

Repaso a los supuestos "agravios del Estado"

Uno de los momentos álgidos del acto lo ha protagonizado el presidente de la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas (ACM), Miquel Buch, que ha llamado a la unidad y ha pedido a todos los miembros del Govern y del Parlament presentes que se pusieran en pie para ver cómo "tienen a los alcaldes detrás".

"Ahora estamos detrás de vosotros, pero el próximo 1 de octubre estaremos a vuestro lado", ha exclamado entre los gritos de "votaremos" de los asistentes.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Municipios para la Independencia, Neus Lloveras, ha anunciado que invitarán a las ciudades extranjeras hermanadas con las catalanas para que presencien el referéndum y hagan de "observadores", y ha subrayado que los consistorios "no echarán el freno" en la recta final.

Entre discurso y discurso, un vídeo ha repasado los considerados "agravios" del Estado contra Cataluña, desde la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de 2010 referente al Estatuto de Autonomía hasta la querella interpuesta contra la consellera de Gobernación, Meritxell Borràs, por el concurso para la compra de urnas, pasando por la inhabilitación del expresidente Artur Mas.