Agentes de Policía revisan el lugar de los hechos.

Agentes de Policía revisan el lugar de los hechos. Efe

España

Muere tiroteado un joven que recriminó a otro que orinase en su dirección en una playa de Pontevedra

El suceso ha ocurrido de madrugada, en Redondela. El sospechoso, de 43 años y con antecedentes penales, ha sido detenido cuando intentaba subir a un taxi, tras ser descrito por los testigos.

Un joven de 25 años ha fallecido durante la noche de San Juan tras recibir un disparo en la zona baja del pecho cuando pasaba la velada en la playa de Arealonga en Chapela, en el municipio pontevedrés de Redondela, han informado fuentes policiales.

El presunto autor de los disparos, un varón de 43 años, ha sido detenido con un arma de gran calibre en su poder cuando ya se había subido a un taxi en el que pretendía huir del escenario del crimen, gracias a las indicaciones de varios particulares.

Tras bloquear el taxi, los policías se abalanzaron sobre el presunto agresor para evitar que pudiera hacer uso del arma de fuego, que ya tenía en su mano para disparar contra los agentes, detallan las fuentes policiales.

Según las primeras pesquisas, no existía relación previa entre la víctima, A.D.B.P., nacido en Redondela y residente en Vigo, y su presunto agresor, quien cuenta con antecedentes y que en estos momentos permanece en dependencias policiales.

El motivo de la discusión que acabó con el tiroteo podría ser que la víctima y un amigo suyo le recriminaran que orinase en su dirección desde una barandilla, momento en el que el agresor abrió fuego sin más explicaciones, alcanzando sólo a uno de ellos, mientras que el otro logró escapar.

A las 5:45 horas la Policía Nacional recibió varias llamadas de particulares que informaban de que había habido un tiroteo en la playa de Arealonga y que uno de los disparos había alcanzado a una persona, que estaba muy grave.

Los profesionales de Urgencias Médicas que se desplazaron al lugar confirmaron su muerte.

Varias dotaciones policiales que se encontraban próximas a la zona se desplazaron al lugar de los hechos y gracias a la colaboración ciudadana pudieron identificar y localizar en las inmediaciones al presunto homicida.

Antes de proceder a su detención, los agentes tomaron medidas preventivas para evitar que pudiera efectuar algún otro disparo causado daños a ciudadanos o a las patrullas actuantes.

El agresor tiene antecedentes penales por tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas.