Sánchez, durante su discurso de clausura.

Sánchez, durante su discurso de clausura. Jorge Barreno

España PSOE

Sánchez toma posesión del PSOE, se acerca a Podemos y pone "rumbo a la Moncloa"

"Quiero hacer una declaración solemne: nosotros sólo competimos contra el PP" | "Este Gobierno corrompe todo lo que toca, comenzando por la Constitución" | Sólo un 70% aprueba la Ejecutiva y Comité Federal del PSOE. 

Daniel Basteiro Jorge Sáinz

Pedro Sánchez ya es el líder absoluto del PSOE. Ha formado su Ejecutiva, un equipo de 49 personas con sólo uno (Patxi López), que no le apoyó. Y también tiene sus prioridades. En el acto de clausura del congreso del PSOE no sonó el himno oficial (sino Sweet Child O' Mine, de Guns N' Roses) y apenas se habló del "país", de la "nación" o de España sino del "Estado".

Este congreso del PSOE, que su discurso clausuraba, era inusual por muchos motivos. En especial, por las heridas aún sin cerrar de años de cisma interno, visibles, aunque sin sangrar, este fin de semana durante el cónclave. Sólo un 70% de los delegados votaron a favor de la Ejecutiva y el Comité Federal propuestos por Sánchez, sin apenas integración. En 2014, Sánchez obtuvo el 86% de apoyo. En 2012, Alfredo Pérez Rubalcaba, el 80%. 

“¡Qué grande es el PSOE!”, comenzó Sánchez ante miles de personas, que lo ovacionaron varias veces durante los casi 50 minutos que duró su discurso. Acabó, como todos sus mítines de la campaña por el liderazgo, con la Internacional

"Declaración solemne"

Sus campañas electorales, internas e institucionales, resonaron en buena parte de sus palabras. Pero hubo novedades. "Quiero hacer una declaración solemne: nosotros sólo competimos contra el PP", dijo, acercándose a Podemos.

"Quiero anunciaros que trabajaré para conseguir una mayoría parlamentaria que cierre esta etapa negra de gobierno del Partido Popular". De momento, sus ofertas han sido a Podemos y a Ciudadanos, aunque ambos partidos se declaran incompatibles, por lo que está por ver si Sánchez valorará presentar una moción de censura o explorará otras alternativas de Gobierno. En caso contrario, tendría que esperar a las elecciones generales si quiere llegar a la Moncloa. 

"Izquierda de gobierno"

Porque ese es el objetivo. Gobernar. Sánchez ha repetido que el PSOE es "la izquierda de gobierno" y cerró su discurso con un "rumbo a la Moncloa". Todo su discurso ha estado teñido de referencias a la izquierda.

Quizás la más simbólica haya sido la de Carme Chacón, fallecida recientemente. "Si decimos izquierda, hacemos izquierda. Si decimos cambio, hacemos cambio”, dijo parafraseando el discurso de la catalana en el congreso de 2012.

Sánchez también tuvo duras palabras contra el PP y "este Gobierno" que "corrompe todo lo que toca, comenzando por la Constitución española". "Porque estamos con el Estado, estamos enfrente de este Gobierno".

Sánchez se ha declarado "catalanista", pero reiteró su rechazo a un referéndum de autodeterminación en Cataluña. Su prioridad sigue siendo la reforma de la Constitución. "España es una nación de naciones con una única soberanía, la del conjunto del pueblo español. Un Estado que 40 años después tiene que reformarse, culminar su estructura federal y reconocer en su articulado de mejor manera su carácter plurinacional".