Arnaldo Otegi.

Arnaldo Otegi. A.R.

España

La refundación de EH Bildu colocará a Otegi al frente de una dirección con mayoría de Sortu

Los cuatro socios fundadores presentan una única lista al congreso en el que la coalición se dotará de estructuras propias.

Noticias relacionadas

El secretario general de Sortu y líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi continuará siendo la cabeza visible de la coalición abertzale EH Bildu que culminará su proceso de refundación otorgándole mayores funciones. Dejará de ser mero portavoz para ocupar un puesto ejecutivo, de coordinador general, máximo cargo en la nueva estructura unitaria que Sortu, EA, Alternativa y Aralar, los cuatro socios fundadores de la entente nacionalista, han proyectado con el fin de dar cabida a los independientes, ampliar su implantación social y disputarle al PNV su hegemonía en el País Vasco.

Otegi dirigirá una mesa política, órgano de dirección similar a una ejecutiva, en la que son mayoría los integrantes de Sortu y personas vinculadas a las extintas marcas de la izquierda abertzale, aunque también se da cabida a un par de independientes y están presentes los otros partidos fundadores.

El proceso concluye el próximo 17 de junio con la celebración de un Congreso en Bilbao que dotará a EH Bildu, formalmente ya una Federación de partidos, de afiliados propios y estructuras jerarquizadas similares a los de toda organización política clásica, con un máximo responsable a modo de secretario general o presidente que adquirirá en su caso el rango de coordinador general.

Al Congreso sólo se ha presentado una única plancha encabezada por Otegi, reelegido secretario general de Sortu a comienzos de este año. Como número dos se sitúa a Gari Mujika, un periodista que fue jefe de gabinete y asesor del exalcalde de San Sebastián Juan Karlos Izaguirre, y que ejercerá de director general. Junto a ellos, el histórico procedente de HB Koldo Castañeda, ocupará la Dirección de Comunicación y el europarlamentario de la coalición, el independiente Josu Juaristi la de Internacional. Maider Carrere, de EA, será directora de Organización Interna y Ainhoa Beloa, de Aralar, accederá a la Dirección de Programa.

Como responsables de los distintos territorios se incorporarán a la mesa política Ibon San Saturnino (Álava), Unai Larreategi (Gipuzkoa), Jon Garai (Navarra) y el juntero de Alternativa Asier Vega (Bizkaia).

En la dirección participarán también representantes institucionales de la coalición, con la aportación de nombres tan conocidos vinculados a la izquierda abertzale como los de Marian Beitialarrangoitia ( Congreso de los Diputados), Adolfo Araiz (Parlamento de Navarra) y Unai Urruzuno (Parlamento Vasco). También estarán presentes la coordinadora en la Cámara foral Bakartxo Ruiz y la independiente Maddalen Iriarte, portavoz en el legislativo de Vitoria.

Cada partido miembro de EH Bildu sentará además a la mesa política a un representante, cuya designación no se ha dado a conocer aún. La dirección se completará hasta 21 integrantes con dos puestos reservados para los secretarios de Otegi y Mujika, que no tendrán derecho a voto.


La presentación de una sola candidatura garantiza su aprobación por las bases, que podrán votar a partir del 12 de junio y hasta la víspera del Congreso. El día 17 se aprobarán también los Estatutos de EH Bildu, el documento político y la creación de las comisiones de Garantías y de Cuentas.

DISCREPANCIAS EN EA

La alianza independentista EH Bildu, surgida en 2012, tiene su origen en las coaliciones electorales anteriores de Bildu y Amaiur, y actualmente es la segunda fuerza política en la comunidad autónoma vasca y ocupa la alcaldía de Pamplona.

Su transformación en una estructura unitaria con militantes propios sólo ha alterado la dinámica interna de Eusko Alkartasuna, donde se han producido grandes tensiones.

La organización fundada por Carlos Garaikoetxea se ha dividido entre el sector oficial, partidario de ceder soberanía, y el crítico con el proceso, que defendía continuar con el modelo actual convencido de que el cambio a “partido único” y el control de Sortu sobre EH Bildu acabará diluyendo a EA.

El triunfo del primero, que logró el pasado fin de semana la reelección por la mínima -14 votos de diferencia- de Pello Urizar como secretario general ha zanjado aparentemente el debate. Sin embargo, el elevado apoyo (48%) que obtuvieron los críticos representados por Maiorga Ramírez da cuenta de la profunda división generada en el seno de EA por la reconversión de EH Bildu.

Aunque la candidatura a la dirección del bloque abertzale ha sido consensuada entre las direcciones de los cuatro partidos miembros, Urizar había llegado a proponer que no fuera Arnaldo Otegi su cabeza visible sino la independiente Maddalen Uriarte. Se hacía eco así del malestar existente entre una parte importante de las bases de EA, recelosas de que el protagonismo de Otegi acabe por identificar a EH Bildu con Sortu y relegue la presencia del resto de partidos.