Manuela Carmena y el padre de Leopoldo López, en el Ayuntamiento.

Manuela Carmena y el padre de Leopoldo López, en el Ayuntamiento. Efe

España

El apoyo de Carmena a Leopoldo López solivianta a Ganemos e IU: "Nunca estaremos de acuerdo"

La alcaldesa exigirá públicamente la liberación de los presos políticos en Venezuela, en contra de varios de sus concejales.

Otra vez, Venezuela. Otra vez, las heridas del Gobierno de Manuela Carmena al descubierto. La alcaldesa de Madrid se ha comprometido a trabajar, junto al resto de partidos políticos, en busca de una "acción contundente" que exija la liberación de los presos políticos en el país gobernado por Nicolás Maduro.

La claridad de la alcaldesa ha soliviantado a sus concejales encuadrados en Ganemos e Izquierda Unida, las fuerzas más escoradas de las que engrosan su Ejecutivo. "Es el sino de este Gobierno. En muchas cosas no podemos consensuar. En ésta, por ejemplo, nunca estaremos de acuerdo", relata un portavoz de Ganemos a este periódico.

La rebelión del pleno

El anuncio de Carmena llegó justo después de la reunión que mantuvo con los familiares de Leopoldo López, líder de la oposición a Maduro, en prisión desde febrero de 2014. La mera celebración del encuentro ya sulfuró a los socios izquierdistas de Carmena: seis de sus concejales abandonaron el pleno cuando hubo que votar acerca de esta recepción.

Sin ponerse de perfil, la regidora ha acordado con los familiares de López la búsqueda de una acción útil que presione al presidente venezolano. Una acción que se celebrará en nombre del Consistorio, incluido el de los ediles de Ahora Madrid que se han enfrentado a Carmena. "Sí, pero esto es algo suyo, personal. Se ha dejado llevar por la provocación política", expresan las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL.

La "demagogia" del PP

El conflicto político venezolano es enarbolado por el PP en casi todos los plenos. Los conservadores, a sabiendas de las grietas que genera, buscan poner en evidencia al grupo de Carmena.

La diferencia ha sido expresada sin ambages por varios de estos ediles, incluido el responsable del plan de Derechos Humanos y rostro visible de IU en Madrid, Mauricio Valiente. "Constato que ha habido una actuación golpista y un llamado a no reconocer los poderes públicos en Venezuela, con muchas víctimas como resultado", relató en una entrevista con este diario.

En Ganemos e Izquierda Unida no consideran un preso político a Leopoldo López, sino un golpista que fue condenado por planear la insurrección contra el Gobierno democráticamente elegido. De ahí la diferencia con Carmena y el resto.

¿Qué dice Podemos?

En Podemos, otra de las grandes familias de Ahora Madrid, la posición es confusa. En una conversación con Onda Cero, Irene Montero, portavoz de la formación morada, se negó a responder acerca de Leopoldo López. En el Ayuntamiento, en cambio, Rita Maestre, también de Podemos, dejó clara su postura y apostó por la búsqueda de esa declaración pública "útil" en favor de la liberación de López y el resto de estos encarcelados.

"Ese señor ha cometido una serie de ilegalidades, habrá a quien no le guste, pero es culpable de unos hechos probados. Causó una insurrección y las muertes que siguieron", vuelve sobre Leopoldo López un portavoz de Ganemos.

Venezuela es una cuestión simbólica en el Ayuntamiento de Madrid. No tiene ningún efecto directo en el día a día y los mensajes que enarbole el Consistorio siempre serán eso: mensajes. No obstante, en Ganemos reconocen que, cuando se desliza el tema, vuelven a ponerse las diferencias sobre la mesa. "Está claro que no es posible consensuar. La alcaldesa está mucho más cerca del PSOE que de los movimientos ciudadanos que la auparon", reitera un portavoz de los verdes.

Según han explicado varios de los presentes en la reunión entre Carmena y los López, en los próximos días el conjunto de los partidos constituirá una mesa de trabajo en busca de esa declaración de la que todavía no se conocen más detalles.