López y Sánchez, cuando el primero era presidente del Congreso y el segundo líder del PSOE.

López y Sánchez, cuando el primero era presidente del Congreso y el segundo líder del PSOE. Javier Lizón Efe

España PSOE

Pedro Sánchez ofrece a Patxi López entrar en su Ejecutiva: "Compartimos proyecto"

El exlehendakari estuvo hasta el último día en el equipo de Sánchez, que también ha pensado en el alcalde de Valladolid para el cargo de portavoz.

Pedro Sánchez quiere que Patxi López, su antiguo rival por el liderazgo del PSOE, forme parte de la nueva Ejecutiva del PSOE, cuya composición definitiva se dará a conocer durante el congreso del partido, los 17 y 18 de junio. La noticia, adelantada por la Cadena Ser y confirmada por el equipo de Sánchez a este diario, convierte a López en el primer integrante potencial de la nueva dirección socialista más allá de los miembros del equipo de confianza del líder que están en todas las quinielas.

"Pedro siempre ha dicho que compartimos con él un proyecto estratégico", explican fuentes cercanas a Sánchez. "Siempre ha mostrado su interés en integrar", explica otro miembro de su equipo más cercano.

Las fuentes consultadas no aclaran el puesto que Sánchez ha ofrecido a López y el exlehendakari aún no ha confirmado ni la oferta ni si la aceptará, pero la unidad ha sido el hilo conductor de su campaña y la integración de distintos sectores del PSOE el día después de las primarias, una de sus principales propuestas. Así lo desgranó, por ejemplo, en esta entrevista con EL ESPAÑOL.

López ha sonado como presidente del partido por su condición de referente, un puesto más honorífico que con competencias reales, aunque podría ocupar una cartera referida a la plurinacionalidad que propugna Sánchez, la reforma Constitucional o la cohesión territorial. 

El único con escaño en el Congreso

López es el único de los tres candidatos a las primarias que tiene escaño en el Congreso de los Diputados y formó parte de la Ejecutiva de Sánchez desde el principio hasta el final, como secretario de Acción Política, Ciudadanía y Libertades. No dimitió junto a la mitad de los miembros de la dirección socialista que querían forzar la caída del secretario general y defendió con vehemencia el "no" a Mariano Rajoy en el Comité Federal que decidió la abstención. 

Algunos advirtieron en su encendido discurso de ese día un "tono mitinero" que pronto cristalizaría en artículos en prensa que esbozaban un proyecto propio. Nada más se despejaron las fechas del congreso federal, López anunció su candidatura, algo que fue visto por Sánchez y su equipo como una traición. Llevaba aparejada el cambio de bando de buena parte del entorno del exlíder, que dos semanas después presentaría su propia candidatura.

Desde ese momento, las relaciones se tornaron gélidas y Sánchez comenzó a extender la idea de que la candidatura de López era poco menos que un submarino de Susana Díaz para hundirle. 

Tras la fase de avales, Sánchez ofreció sin éxito a López que se integrase en su candidatura y asumió, pese a la negativa del exlehendakari, buena parte de sus propuestas. 

Sánchez ofrece al alcalde de Valladolid la portavocía

Pedro Sánchez también se ha fijado en Óscar Puente, el alcalde de Valladolid, al que ha ofrecido ser portavoz. Puente decidirá la semana antes del Congreso si acepta la portavocía de la Ejecutiva federal del PSOE, la "máxima responsabilidad" que ve capaz de compatibilizar con la Alcaldía, puesto que "no tiene responsabilidad de área" y su labor "afortunadamente se puede hacer desde cualquier lugar del planeta" sin necesidad de estar en Madrid.

En declaraciones a RNE y la Cadena Ser, Puente ha confirmado la oferta por parte del secretario general electo del PSOE, Pedro Sánchez, para encargarse de las labores de portavoz del partido, algo que publicaba este lunes el diario El Norte de Castilla.

El regidor ha subrayado que para atender a los medios de comunicación y atender las tareas de comunicación no es necesario estar en la capital de España más allá de asistir a las reuniones de la Ejecutiva federal, lo cual "no cambia", porque, más allá de su responsabilidad concreta, "estaba seguro de iba a entrar" en este órgano.

En cualquier caso, ha admitido que necesitará "ayuda" para esta tarea, pero ha avanzado que podría tratarse de una "portavocía más coral", lo cual no cree que sea "una mala idea".

Por su parte, el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, que es socio de gobierno del regidor socialista, ha reconocido que Puente le ha comentado este asunto para explicar que no mermaría su labor de atención a los ciudadanos de Valladolid ni sus responsabilidades.

"Le creemos", ha afirmado Saravia, en referencia a esa "compatibilidad" del actual cargo institucional de Puente con ese puesto orgánico en el PSOE hasta el punto de afirmar que sería "una buena solución".