Puigdemont , este lunes durante su visita a EEUU.

Puigdemont , este lunes durante su visita a EEUU. Efe

España

Puigdemont cuela el ‘procés’ en el Congreso de los EEUU

El 'president' se reúne este martes con el líder del comité para Asuntos Europeos de la Cámara de Representantes, viejo amigo del nacionalismo.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de gira política por los EEUU para explicar las aspiraciones independentistas de su gobierno, anotará este martes un tanto en su estrategia de internacionalización de la causa secesionista al llevar el asunto hasta el Congreso norteamericano, donde será recibido por el presidente del subcomité para Asuntos Europeos de la Cámara de Representantes, el congresista republicano por California Dana Rohrabacher, un viejo amigo del nacionalismo catalán, al que se podrían sumar otros diputados afines.

Aunque de momento la delegación catalana no tiene previsto que ningún miembro de la Casa Blanca se vea con Puigdemont y su equipo, la cita con Rohrabacher vestirá con cierto perfil institucional la agenda oficial de esta jornada, que no especificaba esta reunión, de la que ha tenido conocimiento EL ESPAÑOL.

Según el programa difundido inicialmente por la Generalitat, el jefe del ejecutivo autonómico, después de pasar el lunes en Boston dando una conferencia en la Universidad de Harvard, viajaría a Washington DC el martes para firmar un acuerdo con el Smithsonian Folkie Festival -un certamen que se celebra cada verano en la capital estadounidense y que tendrá como cultura invitada en 2018 a Cataluña-, para luego mantener varios encuentros institucionales y entrevistas con la prensa norteamericana. No se especificaba que se presentaría el 'procés', que centró su charla en Harvard, a representantes del Congreso.

Esta subcomisión para temas europeos es uno de los seis grupos en que se divide -por criterios geográficos- la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. Su papel en lo que al diseño de la política exterior de los EEUU es muy limitado, ya que ésta se decide desde la Casa Blanca, no desde las cámaras legislativas.

No obstante, hay que subrayar el papel que en los últimos meses ha cobrado el veterano Rohrabacher, que fue uno de los republicanos que desde un primer momento apoyó sin fisuras a Donald Trump en la campaña electoral, cuando el resto del partido le dio la espalda. Coincide con Trump en su postura de acercamiento a Rusia -se le considera un amigo de Moscú-, secundando incluso la independencia y posterior anexión rusa de Crimea. A pesar de que sus postulados difieren en ocasiones de los de su formación política, su nombre llegó a sonar incluso como posible secretario de Estado en las primeras semanas de la presidencia del magnate.

Según confirmaron desde el gabinete del californiano a este periódico, la reunión se producirá al mediodía en la oficina del congresista, situada en el Rayburn House Office Building, donde se tratarán cuestiones generales, no entrando en más detalles sobre su contenido.

No es la primera vez que éste y otros congresistas republicanos atienden a la llamada de los independentistas catalanes e incluso se muestran a favor del derecho a decidir. El pasado septiembre, recibieron al conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, para que les explicara el ‘procés’ catalán, según informó la Generalitat tras aquella cita, que tampoco había sido anunciada previamente.

ESPOSA DE ORIGEN VASCO

Un año antes, varios congresistas expresaron su apoyo a que los catalanes tengan la oportunidad de votar si desean seguir formando parte de España. "La gente de todo el mundo tiene el derecho a decidir y tomar una decisión sobre qué país y qué gobierno quieren tener. No veo ninguna razón por la que la gente de Cataluña no puede tomar su propia decisión", dijo entonces Dana Rohrabacher.

La esposa de este republicano se llama Rhonda Carmony y tiene orígenes vascos, tanto en España como en Francia, según recogió el Washington Post en 1997. De hecho, celebraron la boda en el Pirineo francés, para luego recorrer España y Portugal durante su luna de miel.

No es el único apoyo que encontró en Washington la Generalitat. La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores, también respaldó la causa en 2015, junto a los representantes también conservadores Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo, que llegaron a poner el modelo de Escocia como ejemplo para Cataluña. 

Este periódico ha contactado con las oficinas estos congresistas para saber si participarán en la cita con Puigdemont, aunque de momento no ha habido confirmación. En la agenda del Congreso, eso sí, se puede observar que alguno de ellos acudirán mañana a la Cámara de Representantes.

Al Gobierno español nunca le han gustado estos guiños al proceso separatista, aunque siempre les ha restado valor. El exministro José Manuel García-Margallo llegó a felicitar irónicamente a la Generalitat por el "abrumador" respaldo al proyecto secesionista del "1,1% de los miembros de la Cámara de Representantes". "Felicito a los representantes de la Generalitat porque es verdad que ha sido el mayor éxito internacional que han tenido”.

CRÍTICAS DEL GOBIERNO

El ministro actual, Alfonso Dastis, también ha criticado esta gira por EEUU. "Como he dicho otras veces, el presidente Puigdemont, cualquier persona, tiene derecho a expresar su parecer político. Lo que no me parece legítimo es prevalerse de un cargo que se deriva de un determinado orden constitucional, para socavar ese orden constitucional”.

Más allá de las críticas, la diplomacia española parece no haber sido capaz de frenar el interés de estos congresistas republicanos por el proyecto independentista catalán. Cabe recordar que esta visita coincide prácticamente con la marcha del embajador actual en EEUU, Ramón Gil Casares, que en las próximas semanas será relevado por el exministro de Defensa Pedro Morenés.

El presidente Barack Obama , en su último encuentro con el rey Felipe VI en la Casa Blanca, defendió la existencia de una España "fuerte y unificada". La administración Trump todavía no ha desvelado su postura al respecto.

RESTO DE LA AGENDA

También en Washington, el miércoles Puigdemont presidirá la firma de un memorando de entendimiento entre el centro de estudios Wilson Center y el Incasòl, para colaborar en materia de desarrollo urbano. Después, se reunirá con representantes de universidades de Washington y miembros de centros de pensamiento (”thinks tanks”) para analizar el futuro político de Cataluña, según recoge Efe.

En Nueva York, última etapa del viaje, Puigdemont visitará el jueves el Jewish Museum (Museo Judío) y se reunirá con su director para explorar futuras colaboraciones. Más tarde, asistirá a una recepción organizada por el FC Barcelona en las oficinas de la entidad azulgrana en la ciudad.

El viernes, visitará la nueva planta de Europastry, en New Brunswick (New Jersey), una empresa catalana líder del sector de masas congeladas en España y quinta del mundo en su ámbito. La compañía ya tiene una planta en Long Island (Nueva York) con 320 trabajadores y las nuevas instalaciones contarán con 250 empleados más.