La diputada más joven del Congreso y opositora, Raquel Lourdes Alonso.

La diputada más joven del Congreso y opositora, Raquel Lourdes Alonso. Twitter

España LAS COMPATIBILIDADES DE SUS SEÑORÍAS

Una diputada del PP logra la tercera mejor nota entre 218 aspirantes en una oposición

Raquel Lourdes Alonso lucha por una plaza en el Cuerpo de Arquitectos de la Junta de Castilla y León (PP).

Raquel Lourdes Alonso Hernández (Valladolid, 1991) se convirtió hace tres meses y medio en la diputada más joven del Congreso de los Diputados. El 29 de noviembre tomó posesión de su acta tras la renuncia al escaño del secretario de Estado Tomás Burgos, que encabezaba la candidatura del PP en la provincia. Ella iba en tercera posición y el PP se hizo con dos parlamentarios por su provincia. Arquitecta de profesión, compatibiliza ahora su trabajo en la Cámara Baja con una concejalía en el Ayuntamiento de Alaejos (Valladolid) y con la preparación de una oposición para entrar a formar parte del Cuerpo de Arquitectos de la Junta de Castilla y Léon, región donde gobierna su partido. 
El primer examen de la convocatoria se celebró el 17 de diciembre, apenas tres semanas después de que Alonso debutara como diputada en el Parlamento nacional. De los 218 opositores inscritos en el censo oficial, solo superaron la prueba el 7,3% de los que se presentaron: 16 personas. Entre los aprobados destaca el nombre de la joven política, que obtuvo la tercera mejor puntuación: un 6,128, solo superada por María del Carmen Vázquez, que sacó un 7,289 y Francisco Javier Vázquez, que consiguió un 6,817. El segundo ejercicio se celebrará este sábado 18 de marzo.
Entre las incompatibilidades de los diputados no figura que no puedan optar a una plaza pública durante el tiempo que desarrollan un trabajo en el Parlamento. Sin embargo, fuentes conocedoras de la "dureza" de este oposición critican "lo poco ético" que resulta "ver el nombre de la diputada en esta lista de aprobados con esa nota cuando la mayoría de los aspirantes a conseguir esta plaza se dedican en cuerpo y alma a estudiar".
La parlamentaria se defiende de estos ataques en conversación con EL ESPAÑOL argumentando que cuando presentó la instancia ni siquiera formaba parte de la lista que el PP presentó a las elecciones generales del 26J. Además, recuerda que lleva "un año y medio" preparando estos exámenes. "Una oposición es una carrera de fondo. No se me puede juzgar por una decisión que tomé mucho antes siquiera de estar en las listas. Soy diputada desde hace solo tres meses". 
En el Congreso de los Diputados, Alonso es portavoz adjunta de la Comisión de Fomento y vocal en dos comisiones: la de Derechos de la Infancia y Adolescencia y la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas. Para esta diputada, trabajar es su prioridad y asegura que prepara su oposición los fines de semana y por la noche. Además, reflexiona que la política no puede ser para toda la vida. Llegamos aquí para ayudar y hacer nuestro trabajo que tenemos, pero con una duración determinada. No se puede pedir a una persona de 25 años que deje sus sueños porque circunstancialmente se dedique al servicio público".

"Poco estético"

Para los que ven con malos ojos que una persona compagine su escaño y su concejalía con la preparación de una plaza para toda la vida recuerdan también que, aunque sea legal, "es poco estético" que una parlamentaria en activo opte a una plaza fija en una oposición donde "el tribunal está dirigido y compuesto en su mayoría por puestos de libre designación de la Junta de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular donde ella es la tercera en peso por su representación a nivel nacional". 
El presidente del tribunal es Francisco de Pablos, miembro del Cuerpo de Arquitectos de la Administración de la Comunidad de Castilla y León; el secretario es David Santana Zapatero, miembro del Cuerpo Superior de la Administración de la región y primo del expresidente del Gobierno socialista; y los vocales son Mercedes Casanova, funcionaria del Cuerpo de Arquitectos de la Administración de la Comunidad; Begoña Fernández Olaskoaga, miembro del Cuerpo Superior de la Administración de Castilla y León y Alicia Ortega, miembro del Cuerpo Superior de la Administración Económico-Financiera. 

Renunciar al acta o pedir excedencia

Raquel Alonso es arquitecta por la Escuela Técnica Superior de Valladolid y cursó la especialidad de urbanismo, desarrollo urbano y desarrollo arquitectónico en la Universidad alemana de Hamburgo. Habla inglés y alemán con fluidez. Si consigue superar los dos exámenes más que quedan y se hace con una de las cuatro plazas que la Junta de Castilla y León oferta para arquitectos, todavía no sabe qué hará: si pediría una excedencia o renunciaría al escaño. "Todavía queda mucho camino por recorrer. Llegado el momento lo estudiaré, pero de momento no quiero pensar qué haré", concluye.