Momento en el que Óscar del Castillo es interceptado tras saltar al ruedo

Momento en el que Óscar del Castillo es interceptado tras saltar al ruedo

España GRAVES AMENAZAS

Investigan a un guardia civil por agredir a un antitaurino: "Te voy a reventar, hijo de puta"

Un activista antitaurino saltó al ruedo en Valdemorillo con una cámara para grabar su protesta. Uno de los guardias que le sacan de la plaza le agrede y le pide que le diga si hay más gente en el tendido: "Te voy a pegar todo lo que me salga de los cojones".

La Dirección General de la Guardia Civil ha abierto una investigación interna a un agente por presuntamente pegar, insultar y amenazar a un activista antitaurino tras saltar este lunes al ruedo de la plaza de toros de Valdemorillo (Madrid) en protesta por las corridas.

Según han confirmado a Efe fuentes de la Dirección General de este cuerpo, la investigación trata de esclarecer lo sucedido en esta plaza de toros y determinar si se toma alguna medida disciplinaria, después de que el afectado, quien asegura que recibió puñetazos y amenaza, haya denunciado los hechos.

Así lo revela eldiario.es, que relata que los hechos tuvieron lugar en el transcurso de una novillada con picadores en el citada plaza cuando Óscar del Castillo, un activista antitaurino de la organización Gladiadores por la Paz, saltó al ruedo con una cámara para grabar su protesta.

Varios efectivos de la Guardia Civil, tal y como se puede ver en dicha grabación, desalojaron al activista de la plaza y le condujeron a una zona apartada, donde su cámara sigue recogiendo la conversación con uno de los agentes.

El funcionario le conmina en repitas ocasiones a que le diga en qué zona del tendido hay más activistas, a lo que Del Castillo responde: "Se lo juro por Dios, no hay nadie más (...) Asumo las consecuencias de lo que hago, no me resisto, pero no me peguen. Se lo juro por mi hija". 

"A mí me la pela tu puta hija, que me digas cuánta gente hay", les espeta el agente. "Tú solo no has venido (...) Como haya más gente en la grada te voy a reventar la cabeza, ¿me oyes? Te voy a pegar todo lo que me salga de los cojones, hijo de puta", continúa el guardia civil, mientras el detenido insiste en que no hay ningún activista más en el tendido.