Rajoy  en la sede de la FEMP.

Rajoy en la sede de la FEMP. EFE

España ENTREGA MEDALLA DE ORO

Rajoy se deshace en elogios con Barberá: "La echo de menos y la echaremos de menos"

Homenaje a la exalcaldesa a título póstumo en la FEMP. La familia Barberá Nolla sella la paz con el PP.

Fue un homenaje a título póstumo a Rita Barberá organizado por la Federación Española de Municipios y Provincias al que asistió Mariano Rajoy, que se deshizo en elogios con la que fue una de sus grandes amigas. "Rita fue luchadora, generosa, amable, cercana y siempre estaba pendiente de todos. La echamos de menos. Yo la echo mucho de menos y la vamos a seguir echando de menos mucho tiempo", confesó públicamente el presidente. 
Atrás quedaron ya las viejas rencillas entre la familia de Rita Barberá y la cúpula del Partido Popular. Los seres queridos de la fallecida recriminaron al partido que dirige Mariano Rajoy que por culpa de su abandono la senadora había sufrido mucho hasta su fallecimiento. Sin embargo, el encuentro de este martes ha sido de lo más cordial. Las tres hermanas de Rita han viajado hasta Madrid para recibir la medalla de oro con la que la FEMP quiere honrar a la fallecida. Al acto también acudió la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, fiel amiga de la exalcaldesa que la defendió públicamente cuando todo el partido renegaba de su figura. 
Como portavoz de la familia habló su hermana Asunción, que no hizo ni un solo reproche al PP y trató a Rajoy con el mismo cariño que él le dedicó minutos después a su hermana. "Como diría Rita, gracias Mariano por estar aquí", dijo en su intervención. "Es muy emocionante para nosotras estar en este acto. Nuestra hermana fue una municipalista de los pies a la cabeza", añadió. 
Antes de la intervención del presidente del Gobierno, el presidente de la FEMP, el socialista Abel Caballero, tomó la palabra para engrandecer la figura de Barberá como alcaldesa durante 24 años. Una carrera profesional que le avala para recibir esta medalla, la segunda que entrega la Federación. La primera fue para el exalcalde de Málaga fallecido Pedro Aparicio. 
Rajoy cerró el acto con unas palabras llenas de emoción. El líder del PP reconoció que Barberá fue durante 24 años alcaldesa porque nunca aspiró a ser nada más que alcaldesa. "Créanme que tuvo la oportunidad de haber sido muchas más cosas", dijo. Y presumió de la amistad que les unió durante más de treinta años. "Todos los que tuvimos la inmensa suerte de ser sus amigos sabemos que Barberá fue una de las grandes personalidades políticas que ha dado España". Tanto al comienzo como al final de la entrega, con las cámaras ya apagadas, las hermanas de Barberá estuvieron arropadas en todo momento por los miembros del PP que acudieron al homenaje.