Imagen del arma utilizada y del agente agredido.

Imagen del arma utilizada y del agente agredido.

España De madrugada y a las puertas del cuartel

Así quedó la nariz de un guardia civil agredido por un perturbado en Valdemoro (Madrid)

Durante el día, reclamó a los agentes pistolas "para acabar con los políticos corruptos".

Daniel Montero Alejandro Requeijo

El suceso ocurrió a las cuatro de la madrugada del pasado martes, cuando un agente custodiaba la puerta de entrada del cuartel de la Guardia Civil en Valdemoro. A esa hora, un hombre con una enfermedad mental comenzó a golpear con una estaca los coches aparcados justo a las puertas de las dependencias públicas. Llevaba todo el día intentando acceder al cuartel e increpando a los agentes. Hasta que asestó un golpe a uno de ellos con una estaca coronada con un clavo.

Las imágenes obtenidas por EL ESPAÑOL muestran  tanto el arma utilizada en el asalto como el resultado final para el agente, que tuvo que ser atendido por los dispositivos médicos tras el asalto. Según adelantó Europa Press, el asaltante, nacido en 1973, fue expulsado de las dependencias policiales tras reclamar un arma de fuego "para acabar con los políticos corruptos". 

Su actitud persisitó a lo largo de la jornada y fue expulsado de nuevo varias veces de las cercanías de las dependencias policiales. Así hasta que a media noche comenzó a golpear a los vehículos cercanos al cuartel. Tras ser recriminado por una patrulla y parapetado entre dos coches, el ahora detenido asestó un golpe en el rostro al agente encargado de la vigilancia de la puerta. El guardia civil ha necesitado una reconstrucción facial tras ser atendido de urgencia.