Sucesos A JUICIO

El ucraniano de Albacete que tenía miles de vídeos porno con violaciones a niños y bebés

La Fiscalía considera pide ocho años de prisión para el acusado, que será juzgado el próximo viernes por la Audiencia Provincial.

27 junio, 2021 11:32

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete tiene previsto juzgar el próximo viernes 2 de julio a P.M., acusado de distribuir pornografía infantil.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron entre el 29 de enero y el 9 de septiembre de 2019, cuando dos grupos especializados de la Policía Nacional se encontraban realizando una investigación contra la distribución de pornografía infantil que los llevó hasta Albacete.

El acusado, P.M., de nacionalidad ucraniana, había estado descargando y compartiendo más de 12.000 archivos de contenido pedófilo a través del sistema de intercambio P2P (peer to peer), haciendo uso del programa eMule.

Violaciones a bebés

Tras presentar el resultado de las investigaciones, el 20 de febrero de 2020 la Policía Nacional registró la vivienda del acusado, encontrando en su ordenador más de 420 Gb de contenido pornográfico infantil, con miles de vídeos de abusos sexuales, vejaciones, humillaciones y violaciones a menores de edad y niños de uno y dos años.

Asimismo, incautaron tres pendrives, tres tarjetas de memoria y dos teléfonos móviles, que suman un total de 160 Gb de memoria, con más de un centenar de imágenes y vídeos de desnudos, abusos y violaciones a menores, organizados en carpetas.

Durante el registro se realizaron también búsquedas en el ordenador con terminología usada por consumidores de pornografía infantil, encontrando que el procesado había compartido y descargado un total 12.042 archivos.

Ocho años de cárcel

Unos hechos que la Fiscalía considera que son constitutivos de un delito de distribución de pornografía infantil por el que piden ocho años de prisión, así como la inhabilitación para el ejercicio de cualquier trabajo que implique contacto con menores durante trece años.

Asimismo, el Ministerio Fiscal solicita la pena de ocho años de libertad vigilada y la eliminación de todo el material pornográfico intervenido, así como de las cuentas, los perfiles y las páginas webs usadas por el acusado.