Operación 'Montiel'

Albacete

Cae una peligrosa red internacional en Albacete: dos millones de dosis de marihuana y 15 detenidos

En una de las naves se ha liberado a una persona de nacionalidad vietnamita, que se encontraba en condiciones higiénicas sanitarias deplorables y atendía varias plantaciones.

24 noviembre, 2021 11:34

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Montiel', desarrollada desde Albacete, ha detenido a 15 personas pertenecientes a una organización criminal dedicada al tráfico de drogas a nivel europeo y se han incautado más de dos millones de dosis de cannabis, informa la agencia Efe.

A los detenidos se les imputan los supuestos delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, falsificación documental, usurpación de estado civil, blanqueo de capitales y defraudación de fluido eléctrico, ha informado la Guardia Civil este miércoles en un comunicado.

En la operación se han realizado siete registros, dos en naves industriales de la provincia de Albacete, otros dos en naves industriales de las localidades valencianas de Oliva y Corbera, otros dos en las localidades murcianas de Torre Pacheco y Archena, y uno en Sevilla.

Plantas, dinero y coches de alta gama

De los registros practicados se ha intervenido 6.648 plantas de cannabis sativa, 47.139 gramos de cogollos secos de marihuana, 8.478 euros en billetes, 168.000 forines húngaros, 1.780 remninbi (moneda china), siete vehículos de alta gama y material necesario para el funcionamiento e instalación de las plantaciones 'indoor' que han sido desmanteladas.

En una de las naves de la provincia albaceteña se ha liberado a una persona de nacionalidad vietnamita, que se encontraba en condiciones higiénicas sanitarias deplorables y atendía ambas plantaciones, según ha dado cuenta el subdelegado del Gobierno en Albacete, Miguel Juan Espinosa.

La investigación se inició en mayo del 2020, cuando la Guardia Civil conoció la existencia de un posible punto de cultivo intensivo de cannabis sativa en el interior de una nave de un polígono industrial de Chinchilla de Montearagón y otro en La Gineta, ambos en la provincia de Albacete.

Los agentes identificaron a los miembros de la organización y fueron confeccionando su organigrama, con sus grados de responsabilidad y tareas. Así, pudieron verificar un entramado criminal, dedicado al cultivo, compra y exportación de grandes cantidades de cogollos de cannabis sativa a países europeos.

Plantaciones en naves

Una de las células de la organización se dedicaba al alquiler de las naves industriales donde más tarde se establecían las plantaciones 'indoor', realizando en su interior las obras y modificaciones necesarias, como el panelado de las estancias donde se cultivaba la marihuana o la instalación de potentes aparatos de refrigeración.

Las naves contaban con un complejo sistema eléctrico que se alimentaba, de forma fraudulenta, de la acometida general, ubicada en el exterior de las naves, a la cual accedían excavando largos y profundos túneles en el suelo.

Estas naves tenían presencia de personal de nacionalidad asiática, que permanecía en ellas, de forma permanente, realizando las funciones de mantenimiento y seguridad de la plantación.

Los líderes de la organización, además de fiscalizar las plantaciones, impartían las órdenes oportunas a los encargados del control y mantenimiento de las mismas, facilitándoles lo necesario para el buen desarrollo de los cultivos, además de los víveres para su manutención, pues no abandonaban las instalaciones.

Otra célula en Sevilla

Ante la fuerte demanda de marihuana, la organización criminal creó otra célula, que fijó en una vivienda en Sevilla, que estableció como lugar de empaquetado, distribución y envío de la droga, y que se encargaba de contactar con intermediarios residentes en otras provincias de la comunidad andaluza para la adquisición de importantes cantidades de cogollos de cannabis sativa.



Los paquetes de cogollos, envasados al vacío y protegidos por varias capas exteriores, para dificultar el olor, se presentaban en empresas de transporte de paquetería, para su posterior envío a varios países de Europa, empleando identidades y documentación falsas, usurpadas a otros ciudadanos asiáticos.

La Benemérita ha intervenido numerosos envíos en empresas de transporte de paquetería de las provincias de Albacete, Valencia, Alicante, Almería y Córdoba, conteniendo cogollos de marihuana perfectamente envasados y ocultos entre prendas de vestir para su envío a países europeos.

Una parte de esta cantidad de marihuana ha sido intervenida en suelo inglés, teniendo la mayor parte de ella destinos del ámbito europeo como Reino Unido, Holanda, Bélgica y Francia.

En la operación también se consiguió intervenir, en una tienda 'Grow Shop', ubicada en una localidad de la provincia de Murcia y relacionada con la organización criminal investigada, 310 gramos de cogollos de marihuana, bolsas de auto-cierre para su distribución, 26 gramos de hachís y una báscula de precisión.

Fruto de estas intervenciones, los agentes procedieron a la detención de tres personas en la localidad almeriense de Roquetas de Mar cuando pretendían enviar varios paquetes con marihuana a distintos países europeos a través de una empresa de transporte, y con posterioridad se detuvo a los restantes miembros del grupo criminal.

Una vez realizado el informe pericial por parte de la empresa distribuidora de fluido eléctrico, se ha estimado que la defraudación de fluido eléctrico de las naves donde se albergaban las plantaciones superaba los 50.000 euros.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Albacete, la han llevado a cabo efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete.