Fútbol

El camino que Alisson debe tomar para jugar en el Madrid 

El cancerbero de la Roma todavía no se ha pronunciado públicamente dado que quiere esperar a que concluya el Mundial. Mientras tanto, existe un acuerdo con el Real Madrid, aunque no del club merengue con el conjunto romano, puesto que no se bajan de los 70 millones. Por tanto, si Alisson no quiere ver truncado su sueño, tendrá que pasar a la acción y forzar su salida de la escuadra transalpina. 

1 julio, 2018 08:50

Noticias relacionadas

El portero brasileño ha visto en las últimas horas como su sueño de jugar en el Real Madrid se está desmoronando. Los blancos, tal y como adelantó El Bernabéu, no pagará los 70 millones de euros que exige la Roma y que ofrecen tanto Chelsea como Liverpool. La entidad que dirige Florentino Pérez se planta en los 55 millones y no subirá ni un euro más. 

La Roma ya no tiene la imperiosa necesidad de hacer una venta millonaria. La pasada semana, el club traspasó a Radja Nainggolan al Inter de Milan. Una venta que le ha evitado problemas a la escuadra transalpina y que le ha otorgado un colchón de seguridad para no ceder ni un ápice en sus pretensiones con respecto a Alisson. 

Además, ya hay acuerdo con Alisson, aunque parece que su futuro tardará en resolverse. Sin embargo, podría forzar su salida de la Roma y, a pesar de que su equipo de origen era otro, tiene dos espejos en los que mirarse.

MODRIC SE PLANTÓ

El deseo del croata era jugar en el Real Madrid y Daniel Levy no lo iba a poner fácil. Tanto es así que el fichaje se demoró hasta los últimos días de mercado. El propietario del Tottenham no se bajaba de sus pretensiones y no tenía pensado ceder, por lo que Modric tomó la decisión de meter presión.

Luka Modric. Foto: Pedro Rodríguez / El Bernabéu

Luka Modric. Foto: Pedro Rodríguez / El Bernabéu

El croata se declaró en rebeldía para meter presión a su jefe con el fin de cumplir su sueño. Surtió efecto tras días y días de tira y afloja entre los dos clubes

BALE LO REPITIÓ

Un año después, el Madrid llamó a la puerta de Gareth Bale. El galés ardía en deseos de vestir la elástica madridista, pero se encontró con la oposición de Daniel Levy una vez más.Sin embargo, Bale siguió los pasos de Luka Modric.

Gareth Bale celebra La Decimotercera. Foto Instagram (@garethbale11)

Gareth Bale celebra La Decimotercera. Foto Instagram (@garethbale11)

El de Cardiff le había dado su palabra a Florentino Pérez y quería marcharse. Por tanto, metió presión al Tottenham para forzar su salida del club. Los londinenses tardaron en ceder pero, finalmente, el galés pudo salir esa misma temporada, culebrón mediante, para conquistar su primera Champions en su primer curso como merengue y ser vital en los triunfos blancos.