Fútbol

El Real Madrid se planta: no pagará 70 millones por Alisson

La Roma continúa sin rebajar el precio del portero, a pesar de que conoce de que su elección es fichar por el Real Madrid. El interés de Liverpool y Chelsea provoca que el club italiano se esté mostrando inflexible en aceptar los 55 'kilos' a los que estaba dispuesto a llegar la entidad blanca. 

28 junio, 2018 16:45

Noticias relacionadas

Las pretensiones económicas de la Roma pueden echar por tierra el fichaje de Alisson por el Real Madrid. El club blanco no está dispuesto a desembolsar 70 millones de euros, cantidad solicitada por Monchi, director deportivo de los giallarossi, durante las negociaciones. La entidad presidida por Florentino Pérez ya tiene un acuerdo verbal con el guardameta, pero no igualará las ofertas procedentes de Inglaterra.

Liverpool y Chelsea, si finalmente sale Courtouis, son los otros equipos que se han interesado por el portero de la selección brasileña. Precisamente, el belga de los blues es el plan B del Real Madrid. Además, el actual tricampeón de Europa ya ha incorporado a Lunin, uno de los cancerberos con más futuro el panorama futbolístico mundial. El ucraniano de 19 años cuenta con posibilidades de quedarse en la plantilla de Lopetegui, aunque todo dependerá de lo que depare el mercado las próximas semanas.

Andriy Lunin en la Ciudad Real Madrid

Andriy Lunin en la Ciudad Real Madrid

El Real Madrid no veía necesidad de pagar más de 55 millones por Alisson, pero la Roma no ha dado su brazo a torcer y sigue pidiendo 70. Por su parte, el portero quiere tener su futuro cerrado en cuanto termine la participación de Brasil en el Mundial. Si para aquel entonces no se ha llegado a un acuerdo entre el equipo merengue y la Roma, el guardameta podría terminar en la Premier aunque soñaba con defender la portería del Santiago Bernabéu y había aceptado competir con Keylor Navas por el puesto de titular. 

Las decisiones en cuanto a altas y bajas de la plantilla están siendo tomadas por Lopetegui, el nuevo entrenador se incorporó a la actividad en Valdebebas desde que fue despedido por Rubiales como seleccionador español. Con la extraña y estrambótica decisión de la Federación, España perdió opciones de ganar el Mundial y el Real Madrid ganó un mes para preparar a conciencia la próxima temporada, la primera sin Zinedine Zidane tras dos años y medio y nueve títulos.