Fútbol

Tite, sobre Neymar: "Yo también lloré"

El seleccionador brasileño compareció ante los medios de comunicación, antes del partido que cerrará la fase de grupos, para analizar el estado de la Canarinha y su estrella, Neymar Jr. A la conclusión del segundo encuentro, contra Costa Rica, el '10' no pudo contener las emociones y rompió a llorar en medio del terreno de juego, algo indiferente para Tite.

26 junio, 2018 18:21

Noticias relacionadas

La presión soportada durante unos meses muy duros para él y la rabia por las críticas recibidas, tras el debut en este Mundial de Rusia, hicieron explotar, el pasado viernes, a un Neymar muy emocionado. El brasileño consiguió ver puerta, en el último minuto de partido, y liberó todo aquello que había acumulado desde su lesión, a mitad de temporada, con el PSG.

Tendido sobre el campo, el extremo dejó una de las imágenes más llamativas de esta Copa del Mundo; sin embargo, para Tite, no fue algo significativo. El entrenador del combinado Verdeamarelho ha manifestado, al respecto, que no le preocupa, porque considera que "hay un momento de la calma y el momento de exteriorizar el sentimiento". Él mismo, ha reconocido, lloró después de su "primer partido como seleccionador, ante Ecuador" porque "la presión entonces era bestial" y Brasil, en ese momento, estaba fuera de "la zona de clasificación para Rusia".

Neymar, con Brasil. Foto Instagram (@neymarjr)

Neymar, con Brasil. Foto Instagram (@neymarjr)

BRASIL, VÍCTIMA DE LA PRESIÓN

Aún así, el seleccionador de la Canarinha ha querido mandar un mensaje claro a sus jugadores para que haya una estabilidad emocional y esto no se convierta en una tendencia: "Razón y emoción tienen que estar equilibrados", ha confesado. Tite ha dicho, además, que Brasil no puede perder su esencia y que "un momento de emoción, que el técnico también tuvo en su día, no puede ser confundido con desequilibrio". La alegría que tanto caracteriza a la pentacampeona del mundo todavía no ha hecho acto de presencia en el Mundial y, si la situación no mejora, podría peligrar el sueño de Neymar, Marcelo, Casemiro y compañía.