Fútbol

El Clásico fue del Madrid y el árbitro del Barça

El Real Madrid fue mejor que el Barcelona en un Clásico que decidió Hernández Hernández en la segunda parte. El árbitro concedió un gol de Messi que venía precedido por una falta de Luis Suárez sobre Varane y después no señaló un claro penalti de Jordi Alba sobre Marcelo. Cristiano Ronaldo dio el susto al sufrir un esguince leve de tobillo y ser sustituido en el descanso.

6 mayo, 2018 23:08

El Clásico demostró que no hay un cara a cara entre Barcelona y Real Madrid sin tensión. El encuentro tuvo de todo y el equipo blanco fue mejor ante un conjunto catalán beneficiado nuevamente por las decisiones arbitrales. La peor noticia fue el esguince leve que sufrió Cristiano Ronaldo por un golpe de Piqué en el primer tanto de los merengues. Además, fue la despedida de Iniesta y Bale, que apunta a Inglaterra en verano, puso el empate definitivo con un golazo. La polémica por la actuación de Hernández Hernández tapó un gran espectáculo que confirmó que el equipo de Zidane llegará en un gran estado de forma a Kiev para enfrentarse al Liverpool por La Decimotercera. (Así vivimos el partido en directo)

EL MADRID DOMINA EN UN INICIO ELÉCTRICO

Todas las miradas estaban puestas en el no pasillo del Real Madrid al Barcelona por La Liga. A pesar de que Zidane ya lo había anunciado a los cuatro vientos, el conjunto azulgrana quiso contragolpear con uno realizado por sus propios juveniles. Eso sí, en medio del lío y a última hora, decidió cancelarlo ante la vergonzosa imagen que se podía dar al mundo entero. Una vez pasados los prolegómenos sin mayor incidente comenzó el dominio de los blancos. Con una presión alta que hacía mucho daño a los de Valverde, el actual bicampeón de Europa se sentía cómodo pero la espalda de Marcelo cambiaría el encuentro a los diez minutos del inicio. Sergi Roberto encuentra el hueco y pone un centro al área. Messi arrastra a Nacho y Luis Suárez empalma en el segundo palo para batir a Keylor Navas. Jarro de agua fría para los merengues que a pesar de ello mostrarían una gran capacidad de reacción. 

Marcelo contra Coutinho en el Camp Nou

Marcelo contra Coutinho en el Camp Nou

Exactamente fueron cinco los minutos que pasaron entre el tanto del Barça y la respuesta de Cristiano Ronaldo. El portugués, muy activo en todo momento, era el mejor sobre el césped y se reencontró con el gol después de no haber visto puerta contra el Bayern a pesar de su gran eliminatoria. Centro de Kroos y Benzema, resucitado tras su doblete en Champions, deja perfectamente de cabeza para que el Balón de Oro empuje a la red. Sin embargo, Piqué golpeó en el tobillo a Cristiano y las alarmas se encendieron en la banquillo de Zinedine Zidane. El delantero no podía ni apoyar el pie a menos de tres semanas de Kiev, pero aguantó y ya en frío se reincorporó al juego para tranquilidad de un madridismo con el corazón encogido. 

Benzema celebra con Cristiano su gol. Foto: Manu Laya/El Bernabéu

Benzema celebra con Cristiano su gol. Foto: Manu Laya/El Bernabéu

CRISTIANO, DUEÑO DE EL CLÁSICO

El partido era propiedad de Cristiano Ronaldo. El luso era un completo dolor de cabeza para la defensa culé y Kroos se adueñaba del ritmo en el centro del campo. El Real Madrid era mejor y con una doble oportunidad del '7', ¿quién si no?, rozaba el segundo. Ter Stegen salvó un disparo raso en uno contra uno y en el siguiente el crack blanco cruzó pocos centímetros de más ante el alemán. El esférico se fue lamiendo el palo en un duelo que se iba calentando ante la mala dirección de Hernández Hernández. Luis Suárez, Ramos, Messi, Bale... todos entraban en la guerra pero el que cruzaría la línea justo antes del descanso sería Sergi Roberto. El lateral soltó un manotazo a Marcelo que le costó la expulsión. Las entradas de los culés irritaban a los de Zidane por ver mala intención. El técnico francés quiso especialmente terminar con la cacería a Cristiano, que sufría un esguince leve de tobillo desde el gol, durante el paso por vestuarios. El portugués dejó su sitio a Asensio y es que el entrenador merengue puso cabeza fría para evitar males mayores. Valverde también se vio obligado a dar entrada a Semedo por un Coutinho que decepcionó en su primer Clásico. El Barcelona debía ajustar su zaga ya que debía disputar 45 minutos con un hombre menos, pero es que a pesar de ello fue la ausencia de Cristiano lo que alteró por completo el encuentro. 

Benzema, rodeado por los jugadores del Barcelona. Foto: Manu Laya/El Bernabéu

Benzema, rodeado por los jugadores del Barcelona. Foto: Manu Laya/El Bernabéu

Con la llegada del segundo acto, el Barça se creció y ayudado por Hernández Hernández consiguió adelantarse. El colegiado canario aplicó la ley de la compensación y esta vez dejó seguir tras una clara falta de Luis Suárez sobre Varane que terminó con gol de Messi. El argentino define a las mil maravillas, pero la asistencia debería figurar en las estadísticas del árbitro. 2-1 y más de media hora por delante tenía el Madrid para lanzarse al menos a por el empate. Zidane se jugó el todo por el todo con Lucas Vázquez de lateral derecho en lugar de un Nacho amonestado. Mientras, Keylor Navas volvió a demostrar el porqué está en el Real Madrid. Los culés disponían de espacios con un equipo blanco volcado sobre la portería de Ter Stegen y Messi a punto estuvo de sentenciar. El tico sacó una mano salvadora al argentino para mantener al conjunto merengue con vida. 

EL ÁRBITRO SALVA A UN BARCELONA EN APUROS

Y ese hilo que mantuvo Keylor Navas lo aprovechó bien el Real Madrid para encerrar al conjunto catalán en su área. En el minuto 72, un buen balón por dentro de Asensio lo pone Gareth Bale lejos del alcance del portero azulgrana. Golazo de un buen galés que quizá realizó su penúltimo servicio -a la espera de Kiev- a la entidad blanca. Además, el tanto espoleó al campeón de Europa que apretó para llevarse los tres puntos y terminar con la imbatibilidad del Barça en La Liga. Y lo pudo lograr si Hernández Hernández hubiera señalado un claro penalti de Jordi Alba sobre Marcelo. El internacional español barrió al '12' merengue en su afán por evitar ser regateado. Pena máxima sin discusión de un árbitro canario que se convirtió en el gran protagonista en un Clásico que tuvo de todo y que, a pesar de no tener ningún título en juego, demostró que un cara a cara entre estos dos clubes siempre es especial. 

Penalti no pitado de Jordi Alba a Marcelo

Penalti no pitado de Jordi Alba a Marcelo

No se sabe bien si el Real Madrid rescató un punto a pesar del colegiado o si perdió dos a su costa. Mejor ambas. Por lo que quedó es que los de Zidane fueron frenados en la segunda mitad por las decisiones de Hernández Hernández. No solo dio un gol al Barça, sino que quitó un penalti a los blancos. Con el VAR quizá este partido se hubiera alargado a las tres horas, pero lo que es seguro es que hubiera sido más justo. Al final, tablas y todos contentos. El Madrid porque dejó una gran imagen en el bolo antes de Kiev y, sobre todo, porque sus jugadores sobrevivieron a una cacería. Y el Barça porque tiene a tiro quedar invicto en La Liga y se llevó un punto después de jugar con un hombre menos toda la segunda mitad. El Clásico fue lo más parecido a las encuestas electorales o al famoso EGM: todos ganan. 

BARCELONA 2-2 REAL MADRID

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta (Paulinho, 58'); Messi, Suárez (Alcácer, 92'), Coutinho (Semedo, 46').

Real Madrid: Keylor Navas; Nacho (Lucas Vázquez, 68'), Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos (Kovacic, 84'); Bale, Benzema, Cristiano (Asensio, 46').

Goles: 1-0, 10' Suárez; 1-1, 14' Cristiano; 2-1, 52' Messi; 2-2, 72' Bale.

Árbitro: Hernández Hernández (Colegio canario). Amonestó a Nacho (12'), Varane (31'), Suárez (44'), Sergio Ramos (44'), Messi (45'), Bale (76'), Marcelo (77') y Rakitic (85'). Expulsó a Sergi Roberto (45+3')

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 36 de La Liga disputado en el Camp Nou (Barcelona).

  2 - 2  
FC BARCELONA vs REAL MADRID

Noticias relacionadas

10' Luis Suárez

52' Messi

 

15' Cristiano Ronaldo

72' Bale