Cantera

Santino Loza, mexicano de 9 años, a prueba con el Real Madrid

El talento de este mexicano no ha pasado desapercibido para los ojeadores del Real Madrid, que ha invitado al pequeño de 9 años a realizar las pruebas de acceso a la cantera merengue. Santino Loza ha narrado el minuto a minuto en su canal de YouTube, donde ha presumido de su estancia en la capital de España.

10 mayo, 2018 19:55

Noticias relacionadas

No va a variar ni un ápice su política de fichajes. El Real Madrid está decidido a fichar el talento joven a toda costa. La situación caótica y desmesurada que vive el mercado de fichajes ha derivado en una nueva forma de entender los traspasos en la entidad merengue. Los inusuales fichajes multimillonarios con los que sorprendía al mundo entero se han convertido en la tónica dominante de la actualidad, lo que ha provocado un giro de rumbo radical en Concha Espina.

Una de las fuentes que más nutren de jugadores tanto al primer equipo -ahí están Kiko Casilla, Carvajal, Nacho, Lucas Vázquez, Mayoral, Marcos Llorente o Achraf- como a los mejores clubes de las grandes ligas es La Fábrica de Valdebebas. La cantera madridista ha sido siempre un referente en la formación de talento. De ahí han salido jugadores históricos como Raúl, tan representativos y emblemáticos para el club y para España.

Santino Lozano, en Valdebebas.

Santino Lozano, en Valdebebas.

UNA NUEVA PERLA

El último que podría llegar a Valdebebas es una de las mayores promesas que hay en el ámbito futbolístico. Se trata de Santino Loza, un mexicano que ha pasado las pruebas pertinentes para formar parte del Real Madrid la próxima temporada y ser parte de los numerosos éxitos que cosecha La Fábrica. Loza tiene 9 años -es del 2008-, pero ya ha demostrado estar suficientemente capacitado para vestir la elástica merengue en las categorías inferiores. En la prueba realizada ha jugado como delantero, pese a que su posición más habitual es la de mediocentro, y ha dejado patente que es todo un killer en el área. Ha anotado tres goles y ha dejado una muy buena impresión en los ojeadores del club, que tendrán que meditar si finalmente deciden quedarse con él para el curso que viene.