Baloncesto

Randolph podría estar fuera dos meses: las causas y consecuencias de una lesión de estrés

Anthony Randolph tendrá que volver a alejarse de las pistas como consecuencia de una lesión de estrés en el pie derecho. El esloveno se retiró ante Baskonia tras cojear y las primeras pruebas le dejan pendiente de evolución. Es un problema habitual entre deportistas y que podría suponer una baja de dos meses.

15 noviembre, 2017 16:20

Noticias relacionadas

Un nuevo problema físico ha afectado a Anthony Randolph. El 'cuatro' del Real Madrid tuvo que retirarse tras unos dolores en el hombro ante el CSKA en su mejor momento desde que llegó y ahora volverá a ausentarse de las pistas. El club merengue ha confirmado la baja y le sitúa "pendiente de evolución" por una lesión de estrés en el pie derecho.

Este tipo de lesiones es típica en los deportistas y se produce por una pequeña fisura por una fuerza repetitiva, es decir, por un sobresfuerzo. Su recuperación, aunque como es habitual depende del paciente y del nivel, podría rondar los dos meses. Concretamente se establece una baja de entre 6 y 8 semanas. Sin embargo, no sería extraño verle volver antes y es que, como demostró en su lesión de hombro, los plazos no son nada para él. Se preveían tres o cuatro semanas y volvió a los 14 días.

POSIBLES CAUSAS DE LA LESIÓN

La aparición de una lesión de estrés se suele producir por varios motivos. Pero los más habituales y que encajan a la perfección en el caso de Randolph serían el del continuo impacto sufrido en los huesos, posibles errores a la hora de entrenar y el desarrollar repetitivamente ciertas actividades. Además, también se incluyen por niveles bajos de Vitamina D, problemas de huesos como la osteoporosis o problemas que afecten al pie como una tendiditis, o incluso un calzado inadecuado .

POSIBLES SECUELAS Y RECUPERACIÓN

La recuperación debe ser lenta y efectiva. Es decir, hasta que no haya desaparecido el dolor por completo no es aconsejable en absoluto volver a realizar la actividad que produjo la lesión porque podría reaparecer. Además, en algunos casos se llega a acudir a quirófano para curar de la forma más adecuada la lesión. A la hora de hablar de un tratamiento de recuperación, Randolph debería ir adquiriendo de forma paulatina el ritmo que tenía establecido antes de la baja.