Fede Valverde.

Fede Valverde.

Fútbol REAL MADRID

Fede Valverde y su locura por el Madrid: "Es espectacular llegar al equipo que soñaba"

El futbolista uruguayo ha contado en 'Campo de Estrellas' cómo fue la llamada del equipo blanco y la subida al primer equipo.

Noticias relacionadas

Fede Valverde ha dado un paso adelante en el Real Madrid. El uruguayo ha aprovechado las oportunidades que Zinedine Zidane le ha brindado. Su compromiso y esfuerzo le han convertido en una pieza clave en el equipo blanco. El futbolista ha analizado su carrera deportiva y diferentes aspectos de su vida en Campo de Estrellas en Realmadrid TV.

Infancia y fútbol en la calle

"Mi casa era humilde y mi familia luchadora. Mi madre me enseño que si vas por el buen camino siempre llegas a lo que quieres. Siempre he sido muy tímido. Jugaba todo el tiempo contra el muro de mi casa y le pedía a mi padre que me dejase jugar. En el colegio me iba muy bien de pequeño. Al acabar en la escuela siempre me iba a la calle a jugar con mis amigos, mi obsesión era jugar al fútbol en la calle. Ahora daría lo que fuera por tener una tarde como aquellas y poder jugar en la calle".

Liberación en el campo

"Era lindo ponerse el uniforme para ir a jugar un partido con tus amigos, en el campo te liberas de todo. Corría por toda la cancha como un loco. No recuerdo el momento de quitarme el pañal para seguir jugando el partido, pero mi madre siempre me lo recuerda".

Fede Valverde celebra su primer gol oficial con el Real Madrid

Fede Valverde celebra su primer gol oficial con el Real Madrid EFE

¿Por qué 'Pajarito'?

"Me pusieron Pajarito porque supuestamente iba volando por el campo cuando era un niño. Ahora que soy mayor, me gusta más Fede".

Debut en Primera con el Peñarol

"Estaba jugando al fútbol cuando era benjamín y me llamaron de la escuela de Peñarol. Pensaba que era la oportunidad de mi vida. El paso por Peñarol fue el que me dio la oportunidad de jugar en Primera. Debuté con 16 años, con Pablo Bengoechea, una leyenda en mi país. Son cosas que si pudiese apuntar en un libro lo haría".

Forlán, una leyenda para Fede

"Es un histórico, una leyenda. El día que supe que iba a compartir cancha con una persona a quien tanto admiraba fue increíble. Es algo muy lindo llegar al vestuario con 16 o 17 años y tenerle a él allí. Además, salir campeón con Peñarol fue algo muy lindo".

Convocatoria con Uruguay

"Cada día que te llaman, que estás convocado, es lo mejor que puede haber, no hay otra sensación igual. A medida que iban pasando selecciones y categorías, fui al Mundial sub20 y eso fue una locura. Fue muy especial ganar un premio individual. Me gustaría poder ser capitán de la selección en el futuro. Somos poquitos en Uruguay, pero tres millones de personas gritando tu nombre es algo espectacular".

Una adolescencia tranquila

"Mi adolescencia era siempre lo mismo: entrenar, llegar a casa, jugar a fútbol, estar con mis amigos, jugar a la play...".

Tranquilidad ante el interés de los grandes

"Cuando preguntan varios equipos por mi fue como si se moviese la tierra un poco. Que te digan que te buscan grandes equipos es algo raro. Mi familia me aconsejó que estuviera tranquilo, que disfrutase de la etapa de Peñarol".

Entrenar con Alexis Sánchez en el Arsenal

"El Arsenal pregunta por mi cuando estoy con Peñarol y me toca bajar a practicar con ellos. Era muy pequeño. Compartir un entrenamiento con Alexis Sánchez o que él viniera a ayudarme por el idioma fue algo muy bonito".

Fede Valverde, durante un partido de la Champions

Fede Valverde, durante un partido de la Champions EFE

Locura por fichar por el Madrid

"Soñaba jugar en un estadio inmenso y que mucha gente gritaba mi nombre. Fue un sueño muy bonito que no le di importancia hasta los años siguientes. Cuando el Madrid pregunta por mí fue un día 'de locos'. Yo estaba en la habitación y me llamaron para ir a otra habitación diciendo que me quería el Madrid. Quería estar tranquilo, pero era el Madrid... No me podía creer cuando una persona vino y me dijo que estaban interesados en mí. Es bonito, es espectacular llegar al equipo que soñaba, que deseaba. Fue algo increíble. Después esa persona (Juni Calafat) me felicitó por el partido que hice. No me lo podía creer. Estaba dejando atrás amistades y familiares. Me dolió mucho, pero no podía dejar pasar esta oportunidad".

Cercanía de sus padres

"Para mi era todo un lujo, que me sirviesen la comida a su hora, tener un cuarto perfecto,... todo era increíble. Cuando vinieron a verme mis padres me di cuenta que los necesitaba, tenerles cerca".

Aprendizaje en el Castilla

"Llegaba para el Castilla. Simplemente llegar al filial ya es un gran cambio. Cuando uno llega al Madrid tiene que estar listo para lo que pase. Hablaba mucho con Diego (Forlán) y me decía que tenía que pedir consejo a quien creyese conveniente y que tenía que luchar. El Castilla lo disfruté al máximo y aprendí mucho. Tengas la camiseta que tengas, siempre hay dificultades en otros campos".

Visto bueno al Deportivo

"Fue un duro golpe porque me hubiera encantado estar siempre en el Madrid. Pero luego pensaba en la oportunidad de jugar con gente mayor y con experiencia. Dije que sí a esa marcha al Depor y se dio. Me costó, pero tenía muchas ganas de tener mi espacio, de estar solo".

Relación con su pareja, Mina Bonino

"Por las redes sociales empezamos a hablar. En nuestras ganas de conocernos le pregunté si quería venir a España y poder compartir unos días juntos y vernos por primera vez. Ahí comenzó todo. Ella se enfada a veces. Siempre quiere lo mejor para mí, me enseña a luchar por lo que yo quiero. Me enseña a disfrutar el día a día con ella y es lo que más feliz me hace".

Subir al primer equipo con Lopetegui

"Quedo fuera de la convocatoria con Uruguay y estaba entrenando solo en verano esperando la oportunidad de quedarme en el Madrid o marcharme a otro equipo. Me dicen que Julen Lopetegui quiere verme en Estados Unidos. Fui con toda la ilusión y todas las ganas del mundo. Julen me ayudó mucho, me dio la confianza que necesitaba".

Primer título con el Madrid de Solari

"Me hizo aprender mucho. Tener ese contacto sudamericano me ayudó mucho porque teníamos muchas similitudes, me hacía sentirme cómodo. Fue un año difícil. El mejor recuerdo fue ganar el primer título, ese Mundial de Clubes. Los demás ya tenían muchos trofeos, pero para mi era el primero".

Aprendizaje con Zidane

"No hay palabras para describir a Zidane. Solamente que venga a saludarte ya te hace aprender. Es increíble que te diga que confía en ti".

Vestuario blanco

"Aquí en el Madrid hay muchos buenos consejeros. Toni (Kroos) es un ídolo que jamás me imaginé que podría compartir un vestuario con él. Admiro su tranquilidad y su forma de ver el fútbol, nunca se pone nervioso y no se como lo hace. Siempre destaco también a Casemiro. Siempre estamos hablando de fútbol. Me demuestra una personalidad que me encantaría tener, me enseña lo que tiene que ser un jugador del Madrid con el escudo puesto".

Puntos fuertes del juego

"Lo mejor que tengo es la visión y el ritmo para poder jugar el balón. Siempre con ganas de correr y llegar a las dos áreas para poder defender y poder atacar. Se puede decir que soy un poco 'calentón' dentro del terreno de juego".

Metas en su vida

"Sueño con seguir creciendo como persona, seguir creciendo como futbolista y también sueño con tener unos hijos que me puedan admirar por jugar en el Real Madrid".

[Más información: Fede Valverde: "He peleado mucho para estar en el Madrid, es un sueño"]