Isco Alarcón

Isco Alarcón REUTERS

Fútbol REAL MADRID

De la suplencia a la lesión: Isco no levanta cabeza en el Real Madrid

La lesión en la espalda es un nuevo revés para el malagueño, que continúa viviendo un situación de lo más complicada.

El panorama actual del Real Madrid es pura felicidad. El conjunto blanco ha conseguido cerrar una semana en la que le ha salido todo casi perfecto. El empate a uno contra el Barcelona en el Camp Nou, que le da ventaja en las semifinales de la Copa del Rey, y la victoria en el derbi madrileño contra el Atlético de Madrid hacen que el cuadro merengue vive su mejor momento de la temporada.

Sin embargo, todos los jugadores de la plantilla no viven está situación igual de felices. El caso de Isco Alarcón es totalmente diferente al del resto de jugadores del equipo. El malagueño vive un particular calvario en la que parece no tocar fondo. Desde la llegada de Santi Solari, su situación en el equipo dio un giro de 180 grados. Si con Julen Lopetegui era titular casi indiscutible, con el argentino su rol es bastante más secundario.

De hecho, desde que el actual técnico merengue se hizo con el puesto, Isco solo ha sido titular en tres partidos. En la Champions League partió en el once frente al CSKA Moscú en un partido en el que no se jugaban nada, y en la Copa del Rey también salió de inicio en las vueltas de las eliminatorias contra el Melilla y el Leganés, que estaban prácticamente decididas.

Isco, en el entrenamiento del Real Madrid

Isco, en el entrenamiento del Real Madrid EFE

La lesión empeora más su situación

Sin embargo, la situación de Isco, lejos de mejorar, parece empeorar cada día que pasa. La lesión que sufre en la espalda desde el pasado viernes hace que el panorama no vaya a volverse más favorable para el ex del Málaga. De hecho, para el próximo partido será baja. Ante el Ajax, el de Arroyo de la Miel tendrá que ver desde su casa el regreso del Real Madrid a la Champions League.

Esta baja, hace solo unos meses, sería muy sensible para el equipo. Pero, hoy en día, su ausencia no conlleva que el Real Madrid se eche las manos a la cabeza. En los últimos partidos ha quedado demostrado que el conjunto blanco no echa de menos al centrocampista en partidos importantes como El Clásico o el derbi madrileño.

Además, las cuestiones extradeportivas no han ayudado a Isco. El malagueño ha protagonizado varios episodios polémicos, sobre todo en las redes sociales, que no mejoran su imagen pública. La encuesta en Instagram sobre si estaba gordo o, hace solo unos días, la respuesta a De la Red en Twitter, sumado al gesto con Chendo en el partido contra el Alavés han conseguido que su imagen se vea todavía más perjudicada en los últimos tiempos.

Mundial de Clubes 2018

Mundial de Clubes 2018 ALI HAIDER Agencia EFE

La competencia en el equipo

Este nuevo parón frena todavía más a Isco. El malagueño tendrá que volver a empezar de cero tras un tiempo de baja por las molestias en la espalda. Además, ahora la situación es todavía más complicada para el centrocampista. Hace algunas semanas, las bajas por lesión hacían que la participación del andaluz en los partidos fuera más probable. Sin embargo, ahora todos están en perfecto estado, salvo el propio Isco.

Marcos Llorente es el único centrocampista lesionado del equipo, y no es un competidor de Isco por el puesto, por lo que la situación se vuelve todavía más dura para el de Arroyo de la Miel. Solari debe decidir cómo reparte los minutos entre todos sus jugadores, y el andaluz debe trabajar todavía más si quiere conseguir convencer al argentino de que merece las oportunidades que aseguraba no haber tenido en el famoso tuit de hacer solo unos días.

La situación de Isco en el equipo parece cada día más negra. El malagueño no toca fondo y el panorama que se le presenta no es muy halagüeño, y todo en medio de los rumores que le sitúan lejos de la entidad de Concha Espina de cara a la próxima temporada.

[Más información: Isco no llega a la Champions: sufre una dorsalgia-cervicalgia aguda]