El equipo merengue comenzó su sesión matinal para continuar con la preparación de cara a la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid. Después de poner punto y final a la pretemporada con el Trofeo Santiago Bernabéu, y ya con toda la plantilla disponible salvo el lesionado Vallejo, los de Lopetegui apuraron su estancia en la capital con varios ejercicios de toque con balón y otras tantas actividades sin el esférico.

Noticias relacionadas

Una de las imágenes que dejó el inicio de la sesión fue la de dos de los grandes pilares del Real Madrid conversando durante uno de los calentamientos. El capitán, Sergio Ramos, y el último Balón de Oro del Mundial de Rusia, Luka Modric.

Ambos aparecen conversando en la instantánea entre sonrisas y mientras realizan las habituales carreras para ir cogiendo ritmo de cara a los próximos ejercicios. Una imagen que gusta entre los aficionados del Real Madrid y más después de todos los rumores que han rodeado al jugador croata. Tal y como adelantó EL BERNABÉU, el veterano de Zadar seguirá vistiendo de blanco pese a todas esas noticias salidas de Italia. 

Asensio y Marcelo entrenan con el Real Madrid

Las ausencias de la sesión

Odriozola y Vallejo se entrenaron en las instalaciones. El central no ha estado en las últimas sesiones del equipo pero el vasco sí que había estado presente en el entrenamiento posterior al Trofeo Santiago Bernabéu. 

Su ausencia, tal y como comunicó minutos después el Real Madrid, se debió a una lesión en el abductor que le apartará de la convocatoria de la Supercopa de Europa ante el Atlético.

Pensando en Estonia

Este es el último entrenamiento en tierras españolas antes de viajar a la capital de Estonia, Tallin. Allí, el miércoles 15 tendrá lugar una de las noches en las que el Real Madrid se crece. La Supercopa de Europa será suficiente estímulo como para salir a por todas, pero se verá impulsada por la presencia del Atlético de Madrid, gran rival de la capital.

A lo largo de la tarde de este lunes, la expedición del Real Madrid pondrá rumbo al aeropuerto para preparar las últimas horas del primer título de la temporada ya desplazados. Un cambio de dinámica que ya desveló EL BERNABÉU hace unos días.