Messi, cabizbajo con Argentina. Foto fifa.com

Messi, cabizbajo con Argentina. Foto fifa.com

Fútbol

La caída de Messi en Argentina: cuatro Mundiales muy discretos

El que ha sido, sin lugar a dudas, uno de los jugadores más determinantes de la historia ha fracasado con su selección. No ha ganado nada con su país, más allá de una medalla en unos JJ.OO.. Ni una Copa América. Ni un Mundial. Un lastre que le acompañará para siempre y le impedirá codearse con los más grandes de todos los tiempos.

Noticias relacionadas

Se acabó el Mundial de Rusia para Messi. E Igual que sucediera antes en el de Brasil, el de Sudáfrica y el de Alemania, se ha acabado de vacío. Sin premio. El '10' puede haber cerrado su etapa en la selección sin ningún solo título importante, algo que se le ha achacado y por lo que tanto se le ha criticado en su país. Ya amenazó con un adiós hace no mucho tiempo. En Catar tendría 35 años y ya no estaría en plenitud. ¿Llegará o se despedirá definitivamente de La Albiceleste?

A día de hoy es, todavía, una incógnita. Pero lo que sí se puede asegurar categóricamente es que, en ningún caso, Messi ha rendido a un gran nivel con su selección. Después de haber disputado cuatro Copas del Mundo con Argentina, 'La Pulga' no ha conseguido anotar ni un solo gol en los momentos de la verdad. Más allá de la fase de grupos, no ha visto portería en ninguno de los nueve partidos que ha jugado.

Messi se lamenta con Argentina. Foto fifa.com

Messi se lamenta con Argentina. Foto fifa.com

SIN ÉXITO EN LOS MUNDIALES

En su primer contacto con los Mundiales, anotó un gol en fase de grupos; sin embargo, en Sudáfrica, por ejemplo, no marcó ni uno. Para encontrar su mejor actuación en estas citas hay que remontarse a 2014, en Brasil, donde vio puerta en hasta cuatro ocasiones -también en la fase previa-. Rusia, para su desgracia, no ha significado un cambio de rumbo y Messi, una vez más, tampoco ha sido capaz de batir al meta rival, a partir de la fase de grupos. Ha anotado un total de seis goles en todos los partidos disputados. Pero ninguno de ellos, cuando su equipo más le necesitaba. Unos datos muy pobres para un jugador que quiere opositar a ser el mejor de todos los tiempos.