Yusta, en un partido con el Madrid

Yusta, en un partido con el Madrid

Baloncesto REAL MADRID BALONCESTO

Santi Yusta, el referente para los 'chavales' del Real Madrid

  • Ha sido una de las revelaciones del pasado curso a las órdenes de Pablo Laso.
  • Santi Yusta regresa de su Erasmus gallego para firmar su mejor curso como madridista.
  • Su papel en la Euroliga, clave para su reconocimiento en el primer equipo.

Noticias relacionadas

Santi Yusta. Alero del Real Madrid de Baloncesto de 21 años. El joven jugador madrileño se ha convertido en el comodín ideal para un Pablo Laso cuya temporada pasada se vio obligado a tirar de pizarra en numerosas ocasiones. Y benditas decisiones. El vasco, a base de rotulador y borrador terminaba de diseñar unos esquemas que a posteriori facilitaron un doblete para la historia.

Clave durante los momentos más controvertidos de la temporada pasada, Yusta se ha erigido en el complemento ideal para un equipo donde pocas pegas se le pueden añadir a tenor de los últimos éxitos cosechados. Canterano y madridista desde la cuna, el alero merengue rompió el cascarón en la temporada 2015/2016 para 'emigrar' al norte de España

En el Obradoiro, Santi Yusta comenzó a explotar un baloncesto seguro, explosivo, eficaz y con ritmo. Un juego que le ha valido para que, dos años después, Laso le haya llamado a filas bajo el escudo merengue y formar parte de un grupo de 16 jugadores para la historia. Durante su andadura gallega, el madrileño gozó ya de sus primeras apariciones como titular, hasta cinco en los dos cursos allí presente. 

Tavares y Yusta. Foto acb.com

Tavares y Yusta. Foto acb.com

Hasta 36 puntos firmó con el club gallego. Unas cifras que le valieron para que la temporada pasada igualara con el Madrid dichos números, si no ha superado en diferentes apartados. Yusta ha completado 32 encuentros en ACB repartidos entre 416 minutos. Además, ser compañero del 'rey del tapón' como Edy Tavares induce a 'imitar' esta buena arte del caboverdiano.

El alero madrileño aúna en su poder hasta diez tapones destacando su fervor ofensiva con un total de siete. Respecto a los rebotes, ofensivos y defensivos, Santi sabe también de qué va el juego. 15 y 32, respectivamente, refrendan la labor de equilibrio entre la faceta ofensiva y defensiva del jugador. Respecto al apartado anotador, una estadística sobre sale por encima de otras tras romper todos sus récords individuales. Ha sido el 'lunar' del equipo a lo largo del curso. Los tiros libres. Desde la línea coloreada, el '16' ha 'enchufado' hasta 32 de los 37 intentos, suponiendo un 86 por ciento de efectividad.

Santi Yusta, Mario Nakic, Dino Radoncic y Melwin Pantzar. Foto: Twitter (@RMBaloncesto)

Santi Yusta, Mario Nakic, Dino Radoncic y Melwin Pantzar. Foto: Twitter (@RMBaloncesto)

Jugando se mueve Yusta como pez en el agua. Desde dentro de la línea de 6,75 el alero eleva su acierto por encima del 50 por ciento con 38 canastas acertadas de dos. Ello le ha valido para aumentar su estadística anotadora hasta los 150 puntos la pasada temporada, con 18 durante su partido más 'fiestero'.

Unos datos que bien le han valido para cruzar la barrera, este curso, de los 500 puntos de valoración. Concretamente, hasta los 519. Unos números que vienen acompañados por un excelso papel en Euroliga, donde el jugador se convirtió durante varias fases de la liga regular, sobre todo, en aquel héroe inesperado que se enfunda la capa cuando más se le necesita. 

Hasta 16 encuentros ha disputado Santi Yusta en la competición continental durante su primera incursión seria en el Real Madrid. Una aparición que le ha valido para anotar 38 puntos clave en una de las fases trascendentales del torneo. Sus números por encima del 50 por ciento en el acierto de dos también se ven reflejados en Euroliga, al convertir 12 de 20 intentos. De esta manera, el canterano en la gran revelación del pasado curso y en uno de los 'seguros' más eficaces de cara a la temporada que viene además de servir de digno referente para los chavales más prolíficos desde la base madridista que sueñan, como algún día lo hizo Yusta, con ser partícipe del primer equipo de baloncesto.