Noticias y novedades

Por qué nadie está comprando tablets

Las tablets cada vez se venden menos. Acumulan dos años de caídas en ventas y muestra como el sector vive su particular crisis.

2 noviembre, 2016 09:31

El sector de las tablets está en crisis. Todos los interesados ya tienen una y los nuevos modelos tampoco invitan a renovarlas. Es un gadget interesante pero que ha quedado relegado con el aumento de las pantallas grandes en los móviles y los portátiles con autonomías cada vez mayores.

Las ventas de tablets han caído en más de 6 millones respecto al año pasado que tampoco fue bueno. En total un 14,7% menos de tablets vendidas este trimestre del año respecto al mismo periodo de 2015.

Además un detalle importante; las únicas tablets que se están vendiendo bien son aquellas de menos de 200€ que se utilizan como una pantalla barata para jugar en el sofá o ver películas eventualmente. Un dispositivo de apoyo que pocas veces logra sustituir a otro aparato.

Tablets vendidas: muchos meses cayendo

Las ventas totales de tablets este trimestre de 2016 han sido según IDC de 43 millones, menos de los 50 millones de unidades. Que ya era poco porque anteriormente habían sido de 56 millones. Y ya van cuatro trimestre seguidos descendiendo en dobles dígitos. Y sí, incluso los iPad se venden menos por lo que no es fruto de una estrategia concreta dentro del mercado Android.

El mejor vendedor de tablets sigue siendo Apple y sus iPad. Seguido de Samsung y las Galaxy Tab de todas las gamas. Pero los dos fabricantes han descendido poco a poco. En contraposición Amazon se coloca en una nada despreciable tercera posición con atención; un 320% más en ventas. Un aumento enorme gracias a su estrategia de tablets ultrabaratas como las Fire que se pueden encontrar desde 59€.

Lenovo, un clásico dentro de las tablets, también cae poco a poco. Mientras que Huawei, como ocurre en el móvil, pasa por un buen momento: las ventas han aumentado un 23% pero es que en trimestres anteriores lo había hecho un 116% (2015), un 82% (Q1-2016) y un 71% (Q2-2016)

Las tablets baratas sobreviven, pero no convencen

Estos datos muestran que sí hay fabricantes que están encontrando una oportunidad dentro de un mercado renqueante. Los datos de ventas se han retrocedido a niveles simplemente algo mejores que en 2012, cuando para entonces solo era un capricho de geeks. Lejos quedan del pico de ventas en 2014 cuando todos los fabricantes se lanzaron en masa con potentes tablets. Veremos si en el próximo MWC las tablets tienen un papel destacado, pero todo indica lo contrario y seguiremos sin verlas competir por los flashes de las noticias.

El segmento de las tablets de menos de 200€ tienen múltiples contendientes. No solo está Amazon y sus Fire, que están muy bien por el precio pero no añaden Google Play e incluso tienen una versión más barata con anuncios. El caso es que la experiencia ofrecida por estos modelos está bien si quieres algo muy básico pero difícil trabajar desde ella todos los días o utilizarla de manera más intensa. Aquí es donde el buen hacer de la compañía tiene mucho que decir; actualizarla, elegir buenos componentes y conseguir que funcione de manera fluida.

¿Cuál es la alternativa para los próximos años?

Atrás quedan esos días en que las tablets aspiraron a convertirse en alternativa a los PCs. Ahora todas las miradas se centran en los convertibles, un nuevo segmento que con la llegada de Windows 10 y la previsible Andromeda de Google pueden darle una nueva vida. Mientras tanto Amazon sigue imparable en su intento de crear una experiencia nueva a base de tablets low-cost.

Son dos mundos con un mismo aspecto en forma de pantalla pero que en los años venideros veremos separarse; por un lado las tablets que quieren ser móviles grandes y por otro las tablets que quieren ser ordenadores pequeños.

¿Qué necesitan las tablets para superar a los convertibles? Aquí van un par de ideas:

  • Un diseño ultraligero. Aprovechar la ventaja de la falta de teclado externo.
  • Accesorios. Precisamente la falta de teclado también es un problema pero poder añadirle estos complementos es importante.
  • Pantalla. Al contrario que los portátiles donde rebajar el coste es difícil, una tablet puede disponer de una pantalla excelente y además compatible con lápices digitales. La forma de las tablets permite un modo de uso concreto mientras que los portátiles están pensados para dar al teclado el protagonismo.
  • Software. Con Android no sirve. Si quieren luchar de tú a tú con los ordenadores necesitan un sistema que permita la multitarea real y esto también incumbe a las aplicaciones. No es adaptarse solo a pantallas grandes, es ofrecer apps móviles con la misma potencia y herramientas que las de PC.

¿Cuál creeis que debe ser el camino de las tablets para volver a venderse?