Aplicaciones

El navegador Vivaldi se actualiza con traducción nativa de páginas web

El navegador Vivaldi estrena su versión 4.0 e introduce en ella la traducción de páginas web de forma nativa en la misma.

9 junio, 2021 21:11

Noticias relacionadas

Vivaldi es un navegador que está avanzando a buen ritmo entre los teléfonos Android. En los pasados meses ha estado introduciendo multitud de nuevas funciones, como su modo oscuro. El navegador estrena ahora su versión 4.0 para teléfonos Android que introduce una importante novedad en el mismo.

La versión 4.0 de Vivaldi para Android introduce la traducción de páginas web nativa. Una función que ya conocemos de navegadores como Google Chrome que nos permite traducir una web que está en otro idioma. Así esa página se va a mostrar directamente en nuestro idioma.

Vivaldi estrena traducción de webs

Vivaldi traduccion de paginas

Vivaldi traduccion de paginas

Esta nueva función se introduce en el navegador bajo el nombre Vivaldi Translate, un servicio de traducción integrado en esta nueva versión del mismo. El servicio está potenciado por Lingvanex, que es una empresa especializada en servicios de traducción. Gracias a esta función se puede traducir una web con un par de toques, simplemente pulsando en el icono de V y luego sobre la opción traducir.

El navegador cuenta con soporte a una enorme cantidad de idiomas en esta nueva función. Así que vas a poder traducir cualquier página web que estés visitando en ese momento, de manera que se vaya a mostrar el contenido de la misma en castellano. 

El navegador ofrece además a los usuarios la posibilidad de activar la traducción automática, de modo que si se entra en una web en otro idoma, se vaya a traducir directamente en castellano. Esto es algo opcional, pero puede que para muchos usuarios resulte de comodidad.

Esta función se hace oficial en Vivaldi 4.0 para Android, disponible ya en la Play Store para los usuarios. La traducción en el navegador es privada. Según la firma los datos de traducción se intercambian con sus servidores en Islandia, sin que haya empresas que accedan a los mismos. De hecho, ni siquiera ellos mismos pueden acceder a esos datos.