Aplicaciones

Maxthon Mobile Browser: un nuevo navegador para Android

18 febrero, 2011 08:42

Muchos son los navegadores que encontramos en Android, desde el nativo hasta Firefox, pasando por Skyfire, DolphinBrowser, u Opera. Como todo, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, o por simple estética o manera de uso, nos decantamos por uno u otro. Y si los que ya os hemos comentado no os son suficientes, hoy os traemos uno más. Esta vez, al igual que pasa con Opera o Firefox, se trata de un navegador que viene de una versión de escritorio previa, que si bien no es demasiado conocida, puede que a alguno les suene, sobretodo si sois de los que lo prueba todo; cosa que sale, cosa que instala. Yo al menos soy de esos que lo pruebo todo y luego decido. Y después de una semana probando este navegador, pasaré a detallaros un poco sus características, virtudes y defectos.

Interfaz agradable

La interfaz de este navegador la encuentro muy agradable a la vista, con unos tonos azulados, limpia e intuitiva. En la pantalla principal nos encontramos una serie de grupos predefinidos (los cuales no se pueden modificar, al menos de momento), como «Search», «News» o «Shoping», donde tenemos links a varias páginas como por ejemplo Google, Bing, Facebook o eBay, entre otras. Tenemos también disponible la barra de dirección, la cual nos sirve también como barra de búsqueda. Se basa, como muchos otros, en un sistema de pestañas, y al abrir una nueva, podemos añadir los accesos que más usemos, al estilo Opera o Chrome. Su barra de menú también es muy intuitiva, y podemos acceder al historial, las páginas que coloquemos como más visitadas, añadir a favoritos o ver una previsualización de todas las pestañas abiertas. Además, si estamos registrados en Maxthon, podemos sincronizar nuestra cuenta. Al girar el teléfono también nos da la posibilidad de bloquear si queremos verlo siempre en apaisado o en vertical, y trae por defecto una serie de gestos que pueden facilitar el uso, como por ejemplo abrir nuevas pestañas, cerrarlas o abrir la última pestaña cerrada. Las opciones por el momento son escasas, ya que no podemos personalizar la página de inicio o elegir el tipo de visualización (escritorio, Android…), ni tampoco personalizar o añadir nuevos gestos.

Su navegación es más que aceptable, y puede que DolphinHD u Opera sean algo más rápidos en general, pero la verdad es que en algunas páginas cargan más rápido con Maxthon. El multitouch no está habilitado, y las páginas que no disponen de versión móvil las muestra ya «adaptadas» para su lectura, es decir, como si hubieramos hecho doble-clic para reajustar el texto. Algo que me ha dejado inquieto es que en la página principal hay un link para poder acceder a Youtube, pero los vídeos no se reproducen. Se carga el embed, nos aparece el botón de Play, pero no he conseguido hacerlo funcionar. No al menos en su versión móvil, ya que si habilitamos la versión de escritorio, si que podemos reproducirlos. El añadido de este navegador es que incorpora un lector de Feeds o RSS donde podemos añadir los que más leemos y elegir algunos parámetros de actualización y visualización. Además trae un Widget que la verdad es muy elegante y donde van «rotando» los titulares de cada página. Eso si, debemos elegir las que queremos que sean mostrados en ese widget, y es una manera de poder tener en el escritorio sólo lo que nos interese, y no todo mezclado. Para ello debemos ir a la lista de suscripciones, mantener pulsado sobre la página que queramos y añadirlo al escritorio. Al principio puede parece algo lioso o desordenado, pero con el tiempo te haces a él, y es muy intuitivo y la navegación entre pestañas es muy cómoda. Como hemos dicho este navegador está algo verde, pero poco a poco seguramente irán mejorando y ampliando sus posibilidades.

La verdad es que le falta mucho por mejorar, sobretodo en opciones y configuraciones, pero tiene buena pinta si siguen trabajando en ello. Así que os invito a que lo probéis y trasteéis un rato con el, que ya que tenemos varias opciones donde elegir, que mejor que probarlas todas. Nunca se sabe, a lo mejor lo que menos te esperas te acaba sorprendiendo.