El Androide Libre

El éxito a largo plazo de OnePlus depende actualmente del OnePlus 3

OnePlus ha anunciado que pronto compartirán noticias emocionantes sobre el OnePlus 3. Te explicamos por qué debería actualizar este móvil a Android P.

29 junio, 2018 20:20

La firma asiática ha especificado en las últimas horas su plan de actualizaciones para sus dispositivos antiguos. Detalla 24 meses de actualizaciones de Android más 12 meses extra de actualizaciones de seguridad. De momento hay detalles por aclarar, pero OnePlus podría conseguir lo que lleva años persiguiendo, y lo tiene relativamente fácil.

OnePlus y su nuevo plan de actualizaciones. ¿Y más noticias próximamente?

Hoy mismo os contábamos el compromiso de OnePlus en vista al futuro de la compañía. La cada vez más popular marca china ha querido aplicar mayor transparencia en su calendario de actualizaciones, indicando la frecuencia y duración de sus actualizaciones.

Concretamente, OnePlus se ha comprometido a ofrecer actualizaciones cada dos meses durante el ciclo de vida de cada teléfono. Del mismo modo, han anunciado que sus móviles recibirán actualizaciones de Android durante dos años.

Estas actualizaciones no se deben solo a actualizar a la versión anual lanzada por Google, sino también a correcciones de errores o a las propias mejoras de la capa de personalización de Oxygen OS.

¿Y que ocurren pasados esos dos años? Pues bien, el móvil deja de recibir actualizaciones de Android, pero seguirá recibiendo actualizaciones de seguridad durante un tercer año. Una política bastante parecida a la que tenía Google en el pasado.

Quizás lo más llamativo de la publicación de OnePlus no sea el hecho de los horarios, sino el fin de las actualizaciones beta para los OnePlus 3 y 3T, los cuales recibirán una de las últimas betas pronto, así como una versión final estable. El soporte de estos dispositivos finalizará en noviembre de 2018, pero están deseando contarnos más novedades sobre estos en los próximos meses. ¿Espera, qué?

Ser el mejor en una política mala no convierte tu política en buena

Lo que más gente ha deducido de este mensaje es que OnePlus estaría trabajando en actualizar los OnePlus 3 y 3T a Android P. ¿Qué otra noticia emocionante podría ser si no?

Si echamos la vista atrás, recordemos que fue la propia OnePlus quien declaró que su generación de 2016 no recibiría actualizaciones más allá de Oreo, lo cual no sentó nada bien a los compradores de dichos móviles. No obstante rectificar es de sabios, y puede que OnePlus haya decidido seguir su eslogan, y no conoformarse con ello (Never Settle).

Tiene sentido que OnePlus a día de hoy disponga de una ventaja competitiva para actualizar a Android P. Al igual que móviles de otras marcas, el OnePlus 6 tiene acceso a la versión beta de Android P, por lo que en OnePlus podrían estar preparándose para actualizar toda su gama de móviles lo más rápido posible.

A día de hoy, la política de actualizaciones de Android deja bastante que desear en la gama alta. Sí, es cierto que al final son los móviles que reciben antes las actualizaciones, pero no de una forma proporcional a lo que estamos pagando.

Vender está bien, pero la supervivencia a largo plazo depende más de la fidelidad

Actualmente vivimos un momento crucial en el mercado. El boom de los smartphones ya acabó, los últimos informes ya apuntan a un descenso futuro en las ventas.

¿Sabes quien NO COMPRARÁ un OnePlus? Los usuarios de un OnePlus 2.

Esto no significa que de aquí al año que viene vayamos a dejar de ver móviles en los escaparates, sino que sucederá como sucedió con el PC. Las ventas de ordenadores comenzaron a reducirse en cuanto llegamos al punto de mercado en el que todo el mundo tenía ya un ordenador.

Y con el smartphone ha ocurrido exactamente igual. Ya todo el mundo tiene uno, pero es que incluso hay una premisa más. No todo el mundo tiene uno, sino que la tecnología ha alcanzado ya un punto de madurez donde podemos vivir cómodos sin necesidad de tener lo último.

A OnePlus le ha tocado vivir en esta época, ya que por ejemplo, el primer OnePlus One sigue siendo un móvil que es más que capaz para la mayoría de tareas del día a día. Y esto cuatro años después, por lo que no es difícil pensar que el OnePlus 6 seguirá funcionando a las mil maravillas dentro de cuatro o cinco años.

OnePlus debe adaptarse a un mercado donde la fidelidad es lo primero.

Con un mercado tan saturado, nos encontramos ya en un punto en el que todas las ventas se van a efectuar por renovación. La estrategia de hacer un móvil alucinante está muy bien, pero la clave del éxito no consiste en vender un OnePlus 6, sino en conseguir que cuando el usuario quiera renovarlo, quiera repetir contigo.

Apple lleva años haciéndolo, ya que la satisfacción del cliente es para ellos una pieza clave. Google lo ha entendido y poco a poco va aumentando el soporte de actualizaciones. OnePlus es una marca ya famosa por la fluidez de su software. Es hora de hacerlo memorable.