Las lesiones de Rafa Nadal

Las lesiones de Rafa Nadal David Vicente

Tenis ATP

La lucha de Rafa Nadal contra las lesiones: 24 en 16 años, pero número 1 del mundo a los 33

La carrera del tenista español ha estado marcada por los éxitos, pero también por las molestias físicas que le han impedido aumentar su impresionante palmarés.

Noticias relacionadas

Rafa Nadal ha recuperado el número uno del mundo después de adelantar a Novak Djokovic en lo más alto del ranking de la ATP. La ventaja entre el español y 'Nole' podía haber sido mayor de haber disputado el de Manacor las semifinales del Másters 1000 de París y haber alcanzado, en un supuesto hipotético, la final, a la que precisamente llegó y ganó el serbio ante Denis Shapovalov por 6-3 y 6-4.

El tenista balear tuvo que abandonar después de sufrir un latigazo en el músculo abdominal durante el calentamiento previo a la semifinal contra Shapovalov. Nadal sabía que tenía un pequeño desgarro, pero fue a la hora de realizar un saque cuando notó un dolor agudo. "En uno de los saques que realicé durante el calentamiento, sentí algo raro en el abdominal. Estoy desolado por verme otra vez en una situación así, pero son cosas que ocurren", dijo tras retirarse del torneo parisino.

En el punto de mira de Rafa Nadal se encuentra disputar la Copa de Maestros en Londres y después la Copa Davis con España. El manacorí ya sabe que su rival es el alemán Alexander Zverev, quien ya ganó las Finales ATP el año pasado, y también que para mantener el número uno debe alcanzar, al menos, las semifinales sin depender de lo que haga Djokovic en el torneo. Esto le colocaría en lo más alto al final del año, siendo así el más veterano en conseguirlo a sus 33 años.

Rafa Nadal, en el torneo de París-Bercy

Rafa Nadal, en el torneo de París-Bercy Reuters

Rafa Nadal ha alcanzado el número uno del mundo en nueve temporadas diferentes (2008-2011, 2013-2014 y 2017-2019), una marca que antes que él solo había logrado firmar Roger Federer. Pero aún hay más ya que si cierra el 2019 en lo más alto de la ATP, comenzando así el 2020 reinando en el ranking masculino, el español será el primero en estar en esa posición en diez campañas diferentes. Hito.

Pese a las dudas iniciales tras tener que abandonar el Másters 1000 de París, el propio Rafa ha confirmado que estará en Londres para la Copa de Maestros. Este latigazo abdominal solo ha sido el último contratiempo físico de un tenista que desde el comienzo de la carrera ha sufrido diferentes lesiones, que le han mantenido, más o menos tiempo, alejado de las pistas.

Del hombro a la muñeca

Nadal ha convivido con el dolor a lo largo de toda su carrera e incluso antes de dar el paso como profesional sufrió una fisura en el codo que le impidió en el año 2003 aparecer por primera vez en un Grand Slam. Precisamente, en su a posteriori campeonato fetiche: Roland Garros. Esta fue solo la primera de las muchas lesiones que ha tenido en sus 15 años como tenista.

Además de esta dolencia en el codo, el español ha tenido varias lesiones más en las distintas articulaciones del brazo. En el 2006, se tuvo que retirar del torneo de Queen's por unas molestias en el hombro. Sin embargo, estuvo listo para saltar a la hierba del mítico Wimbledon, donde llegó a la final, pero no pudo contra el suizo Roger Federer.

Rafa Nadal, en Wimbledon 2006

Rafa Nadal, en Wimbledon 2006 Reuters

Un año más tarde, en 2007, unos calambres en su brazo izquierdo le hicieron abandonar antes de tiempo en Cincinnati, aunque estuvo en plenas condiciones de disputar después el US Open. Pero ha sido en la muñeca donde más problemas físicos ha tenido dentro de este apartado.

En 2014, una desinserción de la vaina de su muñeca derecha le alejó de las pistas tres meses. En 2016 volvió a tener una lesión en su muñeca por la cual abandonó Roland Garros en segunda ronda y renunció a Queen's y Wimbledon. Este mismo 2019 volvió a tener molestias, esta vez en su muñeca izquierda, por las que tuvo abandonar la Laver Cup que impidió ver la pareja Nadal - Federer en dobles.

De la espalda al psoas ilíaco

En las lesiones que van de la espalda al psoas ilíaco también ha tenido numerosas dolencias. La primera en la zona de la espalda en el año 2006 por la que se quedó sin participar en el Abierto de Australia y no pudiese reaparecer hasta el mes de febrero. También en 2014 sufrió un bloqueo articular en esa zona y también lo sufrió en el primer Grand Slam del año, quedándose sin poder disputar la final ante Wawrinka. Un año antes, en 2013 sufrió un virus estomacal por el que estuvo quince días sin competir.

En el año 2018 sufrió una rotura abdominal por la cual no pudo estar en el Másters de París. Precisamente un latigazo en el músculo abdominal en este 2019 también le dejó fuera del torneo francés. Antes de esto, en el 2014, fue operado de apendicitis y causó baja en la Copa de Maestros. Y de 2014 otra vez de vuelta al 2018, cuando además de lo ya mencionado cayo lesionado del psoas ilíaco y estuvo alejado de las pistas durante dos meses y medio.

De la rodilla al pie

Es en la rodilla donde más lesiones ha tenido Nadal a lo largo de su carrera. En 2005 comenzó con sus problemas de tendinitis, repitiendo en 2008 en la derecha y en 2009 en ambas. Nueve años después, en 2018, volvió a sufrir tendinitis en la rodilla derecha. Entre medias, en el 2019 unas molestias en la derecha hicieron a Nadal estar de baja durante un mes y medio. Pero fue en el año 2012 cuando sufrió su lesión, hasta la fecha, más grave.

Rafa Nadal, atendido por molestias en la rodilla

Rafa Nadal, atendido por molestias en la rodilla Reuters

Después de caer en segunda ronda de Wimbledon contra Lukas Rosol, se conoció que Rafa se había roto el tendón rotuliano de la rodilla izquierda y también sufría una hoffitis -patología de la rodilla que se produce cuando se inflama la parte posterior del tendón rotuliano-. Siete meses fuera de las pistas, durante los que perdió los Juegos Olímpicos de Londres, además de los torneos de Canadá, Cincinnati, US Open, Shanghái, París, la Copa de Maestros y el Open de Australia -este último ya en 2013-.

En el 2017 y también en el presente 2019 ha sufrido también molestias en la rodilla derecha en ambas ocasiones. En el pie ha sufrido una fractura por estrés en el izquierdo, en 2004, y en el mismo un inflamación en el 2005. En 2011, tuvo que combatir con una inflamación en los tendones peroneos durante buena parte de la temporada, pero eso no impidió que ganase Roland Garros. Mientras que en 2018, se sometió a una artroscopia en su tobillo.

Un historial de lesiones amplio en sus 16 años de carrera, pero que no ha impedido que Rafael Nadal se convierta en uno de los tenistas más grandes de todos los tiempos, sino el que más.

[Más información: Rafael Nadal: ¿Final amargo?]