Alexander Zverev celebra su victoria ante Roger Federer en el Torneo de Maestros

Alexander Zverev celebra su victoria ante Roger Federer en el Torneo de Maestros WILL OLIVER Agencia EFE

Tenis TORNEO DE MAESTROS

La acción de Zverev ante Federer que le llevó a ser abucheado por el público

Noticias relacionadas

La juventud y la fuerza de Alexander Zverev, de 21 años se combinaron para destrozar el virtuosismo del veterano suizo Roger Federer, 16 años mayor, y el germano terminó imponiéndose por 7-5 y 7-6 (5) para alcanzar por primera vez la final del Torneo de Maestros en Londres.

En casi todos los cambios de campo, el de Hamburgo cedió el paso a Roger, muestra de su respeto y admiración. Misma devoción que exhibió el público del O2, con gran número de seguidores del suizo, portando banderas y luciendo los colores de su país. Pancartas como "En el octavo día, Dios creó a Federer" y "Federer te queremos" hablaban de ese cariño que el aficionado no escondía hacia el ganador de veinte grandes. Zverev fue capaz de aguantar todo esto resignado, amarrándose a su saque como respuesta, y cabilando cuando podía ser él el que marcase la diferencia. Y fue en el duodécimo juego cuando Federer dejó escapar la primera oportunidad de rotura (0-40), que 'Sascha' aprovechó para culminar su contragolpe.

La pérdida de ese set espoleó a Federer, que no quería llegar al tercero sin fuerzas y aparecieron las prisas del suizo. Su gesto empezó a torcerse, con esa mirada típica en él cuando no le van bien las cosas en la pista, pero logró la rotura en el tercer juego, y el público estalló de gozo. Poco le duró la alegría porque a continuación, el de Basilea lo perdió sin demasiada oposición por su parte (15-40) y Zverev tomó de nuevo el mando, para arrinconar a Federer, castigándole con largos intercambios y desgastándole.

Llegó el desempate, y Federer tomó la decisión de atacar. Ambos mantuvieron el servicio, pero en el séptimo punto, Zverev pidió que se repitiera porque a uno de los recogepelotas se le escapó una bola.

Esto molestó a Federer, y luego el público se lo recriminó con silbidos al germano. Pero fue una volea de derecha que el suizo estrelló en la cinta (6-4), lo que propició su derrota, culminada después cuando 'Sascha' enganchó una volea de revés a dos manos inalcanzable para Roger.

"Estoy un poco molesto ahora por cómo terminó todo, no quería que terminara así, pero espero tener muchos más partidos buenos aquí", dijo Zverev en pista, aguantando el chaparrón de los aficionados, de quienes entendió "la frustración. Son sólo circunstancias desafortunadas. Estas cosas pasan. Ya le pedí disculpas a Roger en la red, dijo que estaba bien y que está en las reglas", comentó el alemán. "Siento que esto haya pasado, no quería molestar a nadie".

Federer responde

El suizo señaló tras el incidente del público que su rival no se lo merecía, y a continuación se negó a cuestionar la deportividad de su verdugo: "Creo que es desafortunado que esto haya pasado. 'Sascha no se lo merece'. Se disculpó conmigo en la red. No cuestiono la deportividad de 'Sascha' de ninguna manera.

"No necesitas disculparte conmigo aquí", le dijo Federer a Zverev al final en la red. "Felicitaciones por un gran partido y un gran torneo hasta ahora. Todo lo mejor para la final. Y tú sigues adelante".

Roger Federer, en el partido ante Alexander Zverev del Torneo de Maestros de Londres

Roger Federer, en el partido ante Alexander Zverev del Torneo de Maestros de Londres WILL OLIVER Agencia EFE

"No debería disculparse. No hizo nada al respecto. Sólo reclamó lo que era. Eso es algo del juego. Hay una regla que dice que si algo así sucede, obviamente se repiten los puntos", dijo Federer, que también observó que esa repetición le afectó: "Claro que me afectó, me hicieron luego un ace", dijo.

"Espero que no tenga una noche de insomnio", bromeó Federer al recordar que preguntó al recogepelotas por el incidente para cerciorarse si la bola se le escapó de las manos.